Sábado 1 de marzo – Devoción Matutina para Menores 2014 —  En busca del sol de justicia

«Pero para ustedes que temen mí nombre, se levantará el sol de justicia» (Malaquías 4: 2, NVl).

Hay tesoros de todos los tamaños y colores. Lo mismo se puede decir de los buscadores de tesoros. Mi hija, por ejemplo, es una «buscadora del sol». Así como lo oyes: le gusta buscar el sol todo el tiempo. Cuanto más sol, mejor. Igual que nuestro gato Miau, Kelli siempre anda buscando el mejor lugar donde asolearse.
Su piel de color miel disfruta bajo los rayos del sol. Para cuando comienzan a caer las primeras lluvias del invierno, ya Kelli tiene un bronceado intenso.
Kelli vive en Oregón, Estados Unidos, donde de noviembre a marzo sale poco el sol. Durante el invierno ella languidece por la falta de sol. Sin embargo, en Oregón hay años en los que el sol comienza a sentirse ya a mediados de febrero. Sin tiempo que perder, ella saca su traje de baño, toma su toalla, su bronceador, su música favorita, y sale a la terraza a broncearse.
De hecho, hay días en los que se levanta temprano y maneja más de ciento cincuenta kilómetros hasta un balneario, para acelerar su bronceado. Últimamente, dados los estudios médicos que advierten sobre los peligros de una exposición prolongada al sol, Kelli ha optado por limitar su exposición al sol, bronceándose de una manera más segura.
Hace unos años asistí a un campestre en el que el tema de la semana tenía por título: «Buscadores del Sol de justicia». Me acordé de Kelli, porque ella también busca el Sol de justicia desde que tenía ocho años. Sabe que cuanto más busque a Jesús, el Sol de justicia, más color y riqueza él añadirá a su vida.
Afortunadamente, ella no necesita limitar su exposición a ese Sol. Además, puede encontrarlo en medio de la tormenta, cuando su vida está patas arriba; y en los días grises y nublados, cuando todo parece salir mal. Incluso en los días más oscuros, él siempre está allí para ella.
A diferencia de Kelli, yo tengo una piel muy sensible al sol y me quemo con mucha facilidad. Por eso nunca voy a ser una buscadora del sol. Sin embargo, cada día busco dedicarle un tiempo a Jesús, el Sol de justicia. Kelli y yo somos unas entusiastas buscadoras del Sol, ¿y tú?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(172)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*