Sábado 1 de octubre 2016 | Devoción Matutina para Menores 2016 | Sombra de la cruz


Si alguno quiere venir en pos de mí, niegúese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Mateo 16:24.

Dejando los límites de Galilea, Jesús y sus discípulos caminaron hacia el norte, a Cesárea de Filipo, donde podían estar solos para hablar sobre el futuro. Había llegado la hora de que les contara cómo los judíos efectivamente lo matarían. El reino terrenal, que tanto anhelaban, nunca ocurriría. No sería fácil decírselo, dado que habían creído en una mentira por mucho tiempo.
Jesús se alejó con la intención de orar para que pudieran entender el sufrimiento que tendría que afrontar. Cuando regresó, les dio la oportunidad de confesar su fe en él. “¿Quién dicen los hombres que soy yo?”, preguntó.
“Algunos dicen que eres Juan el Bautista, otros dicen que eres Elias, y otros aún te llaman Jeremías o algún otro profeta”.
“Pero ¿quién dicen ustedes que soy yo?” Pedro habló por los Doce: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.
“La verdad que Pedro había confesado es el fundamento de la fe del creyente” (El Deseado de todas las gentes, p. 380). Y esta creencia no viene desde adentro de nosotros: se necesita del Espíritu Santo para revelamos la verdad sobre Jesús.
Pero la verdad es que Jesús tiene que morir por nuestros pecados, o no podremos tener vida eterna. Mientras Jesús comenzó a anunciar a los discípulos cómo iba a sufrir y finalmente a morir, silenciosamente se pusieron en pie allí, conmocionados por el dolor. Habían esperado que Jesús llegara a ser un gobernante terrenal… pero no esto, ¡no la muerte!
Pedro no pudo soportarlo más. “Lejos esté de ti, Señor. ¡Que esto nunca ocurra!”
El amaba a Jesús. Pero sus palabras eran contrarias a lo que Cristo estaba tratando de decirles, y estaban inspiradas por el mismo Satanás.
Luego, Jesús pronunció una de las reprensiones más severas que alguna vez haya dicho a alguien. “Apártate de mí, Satanás”, dijo. “Eres una ofensa para mí”.
Satanás estaba usando a Pedro para desalentar a Jesús de ir a la cruz. La cruz era el símbolo de la autoridad romana y un instrumento de ejecución de pena de muerte. Jesús no podía haber dado una mejor figura del tipo de entrega propia que mostraría al morir en la cruz, y que era necesaria para que los discípulos fueran verdaderos creyentes en él.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2016
¡GENIAL!
Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
Lecturas devocionales para niños 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

(41)

Comments

Comentarios

Category:

Matutinas, Menores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*