HBOOK007-pequeños800Si alguien quiere ser el primero, deberá ser el último de todos, y servirlos a todos. Marcos 9:35.

Ser el primero, el mejor o el más grande es algo que siempre nos agrada. ¿Quién no quiere eso para sí? Pero no siempre es la mejor idea. En los tiempos de Jesús, sus amigos también querían eso, pero Jesús los alertó, diciéndoles que “los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos”. En la misma ocasión, él también dijo que aquel que quisiera ser el más grande en el Reino de Dios debería ser pequeño como una criatura. ¿Qué cosa extraña, no es cierto? ¿Qué será que pensaron los discípulos?

¿Será que podremos entenderlo? Vamos a intentarlo.

Aquel que se considera bueno, en general, no admite que puede equivocarse. De ese modo, no intenta aprender más. Si alguien se considera el más grande, ¿cómo podrá vivir en el Reino de Dios, donde está el más grande de todos, que es el propio Dios? ¿Quieres ser el  primero en el Reino de Dios? Tú lo conseguirás, si lo haces a la manera de Dios.

Hablemos con Dios

Muchas gracias, Señor, por considerarme tan importante como cada uno de los discípulos de Jesús. Muéstrame cómo servirte de la misma manera que lo hicieron ellos. ¡Amén!

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(278)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*