¿Acaso no se fija Dios en mis caminos y toma en cuenta todos mis pasos? Job 31:4.

La Biblia nos habla de muchas caminatas interesantes, pero la más curiosa de ellas fue la de Pedro, cuando caminó sobre las aguas. ¿Quién podría imaginarse, un día, caminando sobre las aguas? Ni siquiera Pedro podría haberse imaginado eso, pero él vio a Jesús de lejos y le dijo: “Señor, si eres tú, ordena que yo vaya hasta ti sobre el agua”. Eso está en Mateo 14:28. Está claro que Pedro no tenía dudas de que era Jesús, de lo contrario, jamás se hubiera arriesgado. Jesús lo llamó, y Pedro fue.
Algunas veces, también tenemos que salir de nuestra zona de comodidad y correr riesgos, pero solamente tendremos éxito como Pedro si hacemos las cosas en respuesta al llamado de Jesús.

Hablemos con Dios
Amado Padre, acompáñame a cada paso y así, aunque la caminata sea difícil, tendré la certeza de que estaré seguro. ¡Amén!

(259)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*