HBOOK007-pequeños800Además les diste de tu buen espíritu para instruirlos. Nehemías 9:20.

¡Qué delicia correr contra el viento! ¡Qué lindo sentir que la brisa está golpeando nuestro rostro, haciendo que nuestro cabello se despeine y sentir la “piel de gallina” cuando una brisa fresca nos envuelve! El viento también fue creado por Dios y él ayuda a poner en orden la naturaleza. Es el viento quien lleva las nubes de un lugar a otro, provocando, de ese modo, que la lluvia se traslade.

Las semillas bien pequeñitas cuentan con la ayuda del viento a fin de ser llevadas para germinar en otras tierras. Existen muchas cosas impresionantes que se concretan por la acción del viento.

Algunas personas dicen que el Espíritu de Dios es como el viento. Es cierto que no se lo puede ver, pero puedes sentirlo prácticamente todo el tiempo. Y, como el viento, existen cosas impresionantes que se realizan por la acción del Espíritu de Dios. ¡Todas esas cosas son para ayudarnos a ser mejores y tener éxito en este mundo!

 

Hablemos con Dios

Querido Dios, me gusta sentir el viento en mi rostro. Quiero sentir el Espíritu Santo llamando a mi corazón. Ayúdame a estar atento y abrir mí corazón. ¡Amén!

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(239)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*