Sábado 17 de enero 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Manos de victoria

Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo.
Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo. Lucas 24:50, 51.

La cadena de televisión ABC abre una de sus transmisiones deportivas con las palabras: “La emoción de la victoria y la agonía de la derrota”. Nada hay más emocionante que ganar. Es dulce el sabor de la victoria y amargo el sabor de la derrota.
Antes de regresar al cielo, Jesús quería que sus discípulos se quedaran con un vivido cuadro en su memoria. No deseaba que asociaran sus pensamientos con un Maestro en la tumba, sino con un Salvador victorioso y resucitado.
Como lugar para su ascensión, Jesús no escogió Belén, donde un coro de ángeles proclamó su llegada. Tampoco eligió el Calvario, donde las tumbas abiertas y las rocas partidas proclamaban su divinidad. No escogió el monte de la transfiguración, donde su gloria se reveló a sus discípulos. Eligió el monte de los Olivos, al lado de la humilde aldea de Betania, junto al huerto de Getsemaní.
Y nuevamente alza sus manos para bendecir. Los discípulos pueden reconocerlas. Esas son manos de perdón y liberación. Manos que sanaron enfermos, bendijeron niños, resucitaron muertos y realizaron milagros. Y en esta ocasión son manos horadadas, pero ¡manos que simbolizan triunfo! ¡Manos poderosas que pueden quitar el pecado, que pueden proteger a su iglesia! ¡Manos que garantizan vida eterna y salvación a quien las desee! ¡Manos de victoria!
Comienza a ascender. Se eleva triunfante. Desafía las leyes de la gravedad, porque el Creador es mayor que las leyes del universo. La tierra no puede retenerlo, el cielo lo reclama. Asciende a su trono, a la diestra de Dios. Vuelve al cielo con la naturaleza humana. Eleva sus manos horadadas ante el Padre, en el cielo. La humanidad puede sentirse reconciliada con Dios gracias a las manos victoriosas de Jesús.
Mi invitación para hoy es que vengas a Jesús y permitas que toque tu vida. Él se impuso al pecado y a la muerte. Y te garantiza un futuro victorioso porque sus manos son victoriosas.-Nibia Mayer.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
www.DevocionMatutina.com

(758)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*