Sábado 17 de noviembre

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Romanos 16:5; 1 Corintios 1:2; 1 Pedro 2:9; Mateo 28:19, 20; Juan 17:21, 22; Hechos 15:1-29.

PARA MEMORIZAR: “Esto os escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad” (1 Tim. 3:14, 15).

PENSAMIENTO CLAVE: “Deberíamos recordar que la iglesia, aunque débil y defectuosa, constituye el único objeto en la Tierra al cual Cristo otorga su consideración suprema” (MS 2: 457).

PARA MUCHOS, la iglesia no es lo que solía ser. Algunos están incluso hablando acerca de un “cristianismo sin iglesia”, un concepto que es autocon-tradictorio. Otros alegan contra la “religión organizada” (¿qué es mejor: “una religión desorganizada”?). La Biblia enseña claramente la importancia de la iglesia. No es una opción; es un componente vital del plan de salvación. En­tonces, no sorprende que, en la gran controversia, Satanás obre mucho contra ella, ya que la iglesia es un medio importante por el cual los pecadores están en contacto con la oferta de salvación que hace Dios. La iglesia, escribió Pablo, es “la casa de Dios”, “columna y baluarte de la verdad” (1 Tim. 3:15). La iglesia no es una invención humana: fue creada por Dios para llevar a los pecadores a una relación salvadora con él.

(588)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*