Sábado 18 de enero – Devoción Matutina para Menores 2014 — Mi propia Biblia.

«He guardado tus palabras en m i corazón para no pecar contra ti» (Salmo 119: 11).

El pequeño vehículo daba tumbos por una calle dispareja de la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos. Desde el centro del asiento trasero, Flora miraba a sus dos nuevas amigas: Alondra y Noemí. Desde que había conocido a Alondra, se habían hecho buenas amigas. Cuando Alondra supo que Flora tenía algunos sábados libres en su trabajo, la invitó a su iglesia. Alondra le explicó que la primera parte del servicio estaba dedicada al estudio de la Biblia.
«Todos tenemos nuestras propias Biblias y participamos en la discusión», dijo Alondra. Los ojos de Flora se abrieron de par en par:
— ¿Tú tienes tu propia Biblia? ¿Una Biblia en español?
— Por supuesto — respondió Alondra.
— ¡No te creo!
— Claro que sí. Y te voy a regalar una a ti.
— ¡¿En serio?! — dijo Flora abriendo nuevamente los ojos.
— Sí— aseguró Alondra.
Flora no podía creer lo afortunada que era. Antes de salir de El Salvador, Flora se había propuesto no regresar a su país hasta tener su propia Biblia. En El Salvador, Flora nunca había tenido la esperanza de tener tan preciado tesoro.
Los pocos pesos que ganaba, apenas le alcanzaban para comida.
El apetito de Flora por la Palabra de Dios lo había despertado un maestro suplente de la escuela católica a la que ella asistía. Los versículos que el maestro había compartido en secreto con sus alumnas habían hecho que Flora deseara aprender más de la Biblia. Cuando le pidió una Biblia al maestro, este movió tristemente la cabeza: «Lo siento, Flora, pero las Biblias son caras y no tengo dinero para comprarte una». Ahora, años después y a muchos kilómetros de su país, le estaban ofreciendo una Biblia de regalo.
Noemí y Alondra cumplieron su promesa y le regalaron una Biblia en español a Flora. Flora estaba ansiosa de llegar a su casa para leerla. Pronto comenzó a descubrir los tesoros escondidos entre las tapas de aquel libro. Aunque ya ha leído la Biblia muchas veces desde que la recibió, las promesas que Flora encuentra entre sus páginas adquieren cada vez más significado con el paso de los años.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(247)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*