Sábado 19 de julio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Proceso de restauración – Parte 1

“¡Mira tú, ciudad afligida, atormentada y sin consuelo! ¡Te afirmaré con turquesas y te cimentaré con zafiros!” Isaías 54:11, NVI.

Las cosas no siempre salen como uno espera. A veces parecería que todo el universo se complota contra nosotras. ¿Lo sentiste alguna vez? Tal vez para Hollywood esto suene muy mal, porque en el mundo de la fantasía siempre es posible un buen final. No obstante, en la vida real hasta las personas más exitosas se sintieron mal alguna vez. Nos resulta imposible imaginar que el mejor jugador de fútbol haya metido alguna vez un gol en contra, o que el mejor colportor no haya vendido ni un libro en una semana; pero pasa, créeme que pasa.
A pesar de todo, un hecho aislado no determina quién eres. Un tropiezo no significa que seas una mujer fracasada. Es nuestra línea de conducta la que nos define; es la flor y no el pétalo, es el cielo en su totalidad y no esa nubecita. Aunque te sientas abatida no te derrumbes, no te quiebres. Tómate un tiempo, replantea las cosas, evalúa tus porqués, reorganízate. No te exijas más de lo que puedes lograr. Ten paciencia contigo misma. ¿De qué manera puedes ser comprensiva y cariñosa con los demás si no empiezas contigo? Es muy importante que te respetes y que te ames. Eres muy especial para el Dueño del universo. Eres la niña de sus ojos. No permitas que nada ni nadie te haga pensar lo contrario.
Confíale al Señor todo lo que te aflige, hazlo dueño y guía de tus sueños, planes y proyectos. Si no puedes ir tan rápido, no te preocupes, él va a tu lado y respetará tus tiempos. Si tus pies vacilan y temes caerte, él está a tu lado para le- vantarte, sonreírte, abrazarte y decirte: “No temas, ni desmayes” (1 Crón. 22:13).
La noche no dura para siempre. Tal vez pienses que la oscuridad siempre cubrirá tu cielo. ¡Vamos, corre las cortinas! No tengas miedo y abre las ventanas lentamente. Si te parece que está oscuro, sigue mirando… Verás que hay estrellas, y si fijas tu vista en el horizonte, verás que los primeros rayos del amanecer comienzan a disipar la oscuridad. ¿Ves? La noche no es eterna. Dios está dispuesto a restaurarte, promete afirmarte con turquesas y cimentarte con zafiros, simplemente porque te ama.

Gladys Raquel Valega, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(338)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*