Sábado 20 de junio 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Hazlo ya, hoy, ahora

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Eclesiastés 3:1

En el momento que escribo estas líneas ya pasaron ocho meses del fallecimiento de mi padre, y de que mi hijo mayor regresara de Italia, la tierra natal de su abuelo. Fueron con mis hermanos a depositar sus cenizas en el panteón familiar.
Para mi grata sorpresa, mi hermana, que vive en Italia, le dio a mi hijo todas las tarjetas que le habíamos enviado a mi papá durante su vida: tarjetas de cumpleaños, Navidad, el Día del Padre, el Día de la Amistad, o simplemente saludos, con una foto de sus nietos dentro del sobre. Además, por todas partes en su casa mi papá tenía fotos de sus tres hijos y sus dos nietos.
Todo esto vino a mi pensamiento un día cuando pasábamos por un cementerio cerca de la casa, con mi hijo Samuel, de diez años. Él me dijo: “Mi nonno (abuelo) no está aquí, ¿verdad? -y luego preguntó-: ¿Por qué hay tantas flores, peluches, y globos si los que están allí enterrados no lo pueden ver?”.
Le contesté entonces que podía ser que las personas creyeran que los muertos se enteran de lo que ponen en sus tumbas. También, le dije, que algunas personas lo hacen porque sienten culpa, porque no los trataron bien cuando estaban vivos; o quizá también por imitar lo que otros hacen. Aproveché la oportunidad para decirle que debemos expresarles amor a nuestros seres queridos cuando aún están con nosotros. Demostrarles el afecto meditante flores, chocolates, dulces, globos, tarjetas, cartas, regalos, abrazos, paseos, buenas acciones, y dedicándoles tiempo y atención. Hagamos todo, mientras aún lo puedan recibir y disfrutar.
Mi papá vivió sus últimos cinco años en mi casa. Todos: hijos, nietos, yernos y aun su exesposa, hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para mostrarle nuestro amor y el de nuestro Padre celestial. Tenemos la esperanza de volver a verlo pronto.
Por eso hoy, querida lectora, pídele a Jesús que ponga más de su amor en tu corazón, para que lo puedas expresar a quienes amas y aún están vivos a tu lado. ¡Corre! ¡No esperes! Hazlo ya, hoy, ahora; y que Dios te bendiga.— Josefina Pérez.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(210)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*