«Porque el amor al dinero es raíz de toda clase de males; y hay quienes, por codicia, se han desviado de la fe y se han causado terribles sufrimientos» (1 Timoteo 6:10).

 En una de nuestras salidas del mes pasado hablamos sobre las raíces. Dijimos que si no estábamos enraizados profundamente en Jesús, seríamos unos cristianos agonizantes. Hoy vamos a hablar de otra cosa donde la gente puede echar sus raíces. Si leíste el versículo de hoy, te habrás dado cuenta de que es el dinero.

Aferramos a dinero significa que vivimos pensando todo el tiempo en conseguir dinero. Hay gente que ama el dinero. Les gusta ahorrarlo, gastarlo o quejarse de él. Simplemente les encanta todo lo relacionado con el dinero.

El versículo de hoy dice que amar el dinero te puede meter en problemas. Algunos se aferran tanto al dinero que se alejan de Dios. Su vida se vuelve un desastre porque hacen del dinero su dios.

Es importante que te des cuenta de que el versículo no dice que el dinero es malo, sino de que el amar el dinero es malo. Dios nos ha dado el dinero como una bendición para ayudar a nuestras familias y a la gente. Recuerda esto: ama a Dios y ama al prójimo usa tu dinero para ayudar a ambos

(281)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*