Sábado 28 de febrero 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Prefiero caminar con la antorcha

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Salmo 119:105.

¿Te imaginas caminar por un valle en una noche oscura o, peor aún, por senderos estrechos, llenos de peligros? En los tiempos antiguos se usaban antorchas para alumbrar. El trabajo del pastor de ovejas no era nada fácil. Imagino al pastor y salmista regresando a casa con sus ovejas después de un arduo día de trabajo. Es posible que lo haya sorprendido la noche buscando a alguna ovejita descarriada. Sin embargo, su confianza estaba puesta en aquel que está listo para ayudarnos en cualquier dificultad. Conocía a Dios de cerca. Conocía su Palabra y su benéfico efecto sobre su vida. Caminando entre las sombras, enfáticamente declaró: “Lámpara es a mis pies tu Palabra, y lumbrera a mi camino”.
El mundo es hostil. La vida sin Cristo es oscura, llena de confusiones, de tropiezos, de peligros visibles e invisibles. El trajín del diario vivir y el bullicio mundanal nos acosan y nublan la ruta que lleva al cielo. Cuán reconfortante es saber que la Palabra de Dios nos ilumina en este mundo de incertidumbre. Nos guía por el camino que lleva a la vida eterna; nos levanta el ánimo en medio de la niebla de dudas que siembra el enemigo. Dios la dejó para evitarnos tropiezos, y las heridas que nos causaría la caída. Conociendo los peligros de nuestra jornada, hizo provisión para que lleguemos a salvo al redil celestial.
Pero una lámpara no alumbra si está apagada. La mecha debe estar encendida. Poseer la Biblia es poseer una lámpara o antorcha. Solo se enciende en nuestra vida si la abrimos y la estudiamos, si meditamos en sus consejos y los ponemos en práctica. ¿Cómo está tu lámpara hoy? No salgas al mundo oscuro sin encenderla. No trates de enfrentar tu día sin la luz divina que guía y alumbra.
Haz de la Biblia tu constante compañera. Permite que sus consejos te hagan sabia para vida eterna. Permite que su luz radiante ilumine tus pasos por el buen camino. Haz de ella tu libro favorito. Aprende sus pasajes. Repítelos una y otra vez porque, en el momento de la tentación, el desánimo o la duda, esas gemas te darán la perspectiva necesaria para saber qué paso dar a fin de mantenerte a salvo -Rhodi Alers de López.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
www.DevocionMatutina.com

(266)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*