Sábado 28 de marzo 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | ¿Contesta Dios todas nuestras oraciones?

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Isaías 55:8, 9.

El profesor Jerry Sittser y su esposa habían pasado un hermoso fin de semana en un evento educativo y cultural junto con su madre y sus cuatro hijos. Cuando regresaban, el profesor notó que un automóvil venía en sentido contrario a alta velocidad. Él disminuyó su velocidad, pero el otro vehículo invadió su carril y, sin que Jerry pudiera hacer nada, se estrelló de frente contra ellos. Las escenas siguientes fueron de un caos total: gemidos, sangre, hierros retorcidos. Llegaron las ambulancias y los médicos. En el accidente, Jerry perdió a su madre, a su esposa y a su hijita de cuatro años. ¡Tres generaciones en unos minutos!
Jerry dice: “Yo había orado por la protección de mi hija en el día del accidente, así como lo había hecho cada día desde su nacimiento, pero algo salió terriblemente mal ese día. Mi oración por Diana no fue contestada, o por lo menos así me pareció en aquel momento” (When GodDoesn’t Answer Your Prayer, Zondervan, 2003, p. 15).
¿Será que Dios no contesta todas nuestras oraciones?
A veces queremos a un Dios “Santa Claus” que nos traiga regalos. O un Dios que sea como las máquinas de comprar golosinas. Ponemos un billete, seleccionamos y nos da lo que queremos, cuando queremos. Y cuando no contesta como deseamos, nos sentimos defraudados. Queremos servir a un Dios que siempre habla, que siempre actúa, que siempre da. Pero si eso ocurriera, nos sentiríamos demasiado cómodos en esta tierra. Las oraciones que aparentemente no son respondidas nos recuerdan que la tierra no es nuestro hogar.
Si en este momento sientes que Dios guarda silencio y no responde a tus oraciones, medita en estas palabras: “En la vida futura se aclararán los misterios que aquí nos han preocupado y chasqueado. Veremos que las oraciones que nos parecían desatendidas y las esperanzas defraudadas figuraron entre nuestras mayores bendiciones” {El ministerio de curación, p. 376).—Nibia Mayer.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(340)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*