Sábado 3 de mayo – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – El Señor fortalece

“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza”. Efesios 6: 10

Los humanos somos reacios a los cambios que debemos enfrentar en nuestra vida. La incertidumbre acerca de si me irá bien, si esto será mejor, si me adaptaré, si seré feliz, son temas que nos preocupan ante el cambio.
Después de cinco años de servicio en el ministerio pastoral enfrentamos un cambio radical en nuestra familia. Fuimos trasladados a otro distrito y, gracias a Dios, los hermanos nos recibieron con cariño. Eran hermanos sencillos y bondadosos, lo que nos ayudó a llenar el vacío que los hermanos del distrito anterior dejaron en nuestro corazón.
Para nuestros dos hijos, que entraban en la adolescencia, este cambio fue muy difícil porque amaban a sus amigos de la iglesia y a los compañeros del colegio, pero gracias a Dios estuvieron dispuestos a comenzar de nuevo.
Habíamos pasado cinco meses en el nuevo distrito y tuvimos que enfrentar un nuevo cambio. Recuerdo que mi esposo reunió a toda la familia y nos preguntó si queríamos ir a trabajar a Ecuador. Fue una consulta inesperada y difícil, especialmente para nuestros hijos. El desafío no solo era separarnos de los hermanos, sino también de la familia y de nuestra tierra. Como habíamos prometido a Dios servirlo donde nos necesitara, aceptamos el reto. No olvido el rostro de mi hijo menor que, con lágrimas, me dijo: “Si eso es lo que Dios quiere, acepto ir”.
En todo proceso de cambio sentimos que el Señor estaba a nuestro lado. Él nos fortalecía cada vez que debíamos enfrentar con mi familia esta noticia. Hoy puedo decir que el Señor tenía un plan perfecto para nosotros.
Desde que llegamos a nuestro nuevo distrito vimos cómo Dios, mediante los hermanos, llenaba el vacío que sentíamos y suplía las necesidades de una familia extranjera que arriba solo con tres maletas de ropa.
El Señor ha sido nuestra fortaleza en todo este

tiempo. Él nos ha dado una nueva familia espiritual y continúa supliendo nuestras necesidades emocionales y físicas.
Querida amiga, no te atemorices ante el cambio, ni tengas aprehensión de las cosas nuevas. El Señor está atento a cada detalle de tu vida y promete ser tu fortaleza.

Tania G. Morales Inochea de Fernández, Ecuador

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Estudie Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
__________________________________________________

(369)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*