Sábado 3 de octubre 2015 | Devoción Matutina para Menores 2015 | Las cebras y el abrazo de perdón

Experimenta: ¿Hay alguien en tu familia a quien debes dar un abrazo de perdón?
Las familias de cebras pelean por el dominio del territorio. Un macho roza la nariz de un compañero, o restriega su cuerpo contra el cuerpo del otro; si no cede ante las provocaciones, entonces se muerden y pelean hasta que alguno sale lastimado. Pero ya pasada la pelea, las cebras se “abrazan” para cuidarse, se acicalan y se espantan las moscas. Cuando un animal salvaje se acerca para atacarlas, las cebras hembras se juntan muy apretadas en el centro, mientras el macho defiende a la banda.
Jacob y Esaú eran gemelos, pero Esaú era el primogénito. Todo iba bien entre ellos hasta que pelearon por quién sería el primero en su familia; quién tendría mayores bendiciones, herencia y poder.
Jacob usó un aromático plato de lentejas para que Esaú le cediera todos los derechos que tenía por ser el mayor.
Luego, mediante engaños y con ayuda de su mamá, Jacob hizo que su padre le diera todo lo que correspondía a Esaú. Le robó a su propio hermano. Cuando Esaú se enteró, enojado, pensó en matarlo. Jacob huyó al desierto y no vio a su hermano durante más de veinte años.
Un día, Dios ordenó a Jacob que regresara con su familia. Aunque con mucho miedo, obedeció y planeó el encuentro con su hermano. Cuando por fin se encontraron, Jacob esperaba que Esaú cayera sobre él con enfado por lo que había hecho en el pasado. Pero en lugar de eso, Esaú corrió hacia su temeroso hermano y lo abrazó.
Ese fue “el abrazo del perdón”. Se acabaron los engaños, las peleas y el rencor entre ellos.
Dios hizo a tu familia para que, abrazados, se cuiden mutuamente. Nunca planeó que en tu familia hubiera peleas que provoquen alejamiento o que se dejen de hablar. Pero en caso de que suceda, planeen encontrarse de nuevo y dejen que Dios, en un abrazo de perdón, solucione sus peleas.
“Esaú corrió a su encuentro y, echándole los brazos al cuello, lo abrazó y lo besó. Los dos lloraron” (Génesis 33:4).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2015
CIENCIA DIVERTIDA
Para cada día
Por: Yaqueline Tello Ayala
Lecturas devocionales para niños 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(116)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*