Sábado 31 de octubre 2015 | Devoción Matutina para Menores 2015 | Ya caducó

Experimenta: ¿Sabes qué indica la fecha impresa en los empaques de alimentos y bebidas?
No es la fecha de cumpleaños de alguien, tampoco un código especial, como alguien respondió en la clase del profesor de química. En la mayoría de los empaques de comida puedes encontrar dos o tres fechas, según el tipo de alimento. Algunos llevan una fecha que dice al encargado de la tienda, hasta cuándo puede vender el producto y cuándo debe retirarlo de los anaqueles. La fecha de otros empaques indica la caducidad, es decir, cuándo, supuestamente, se echarán a perder.
Rosie fue al refrigerador y encontró que su mamá tenía una gran cantidad de alimentos que ya habían caducado: una barra de pan, un frasco de jalea de frutas, un paquete congelado del que ya ni se veía qué contenía, etcétera. ¿Qué debía hacer Rosie con esa comida?
¡Calma, calma! ¡No todo tiene que ir a la basura! La fecha de caducidad está llena de misterios que la ciencia aún no puede resolver. La mayoría de los alimentos se pueden conservar aunque la fecha de caducidad diga lo contrario, excepto algunos de origen animal que pueden hacerte daño si los consumes después de la fecha indicada.
Imagina cuando los israelitas recogían el maná que Dios les enviaba a diario. El maná no caía en empaques con fecha de caducidad pero todos sabían que Dios ya la había establecido, cuando dijo que solamente recogieran lo que comerían porque se echaría a perder el mismo día que caía del cielo. Salvo el maná que recogían el viernes, que caducaba hasta el sábado.
Si este año tuviera un empaque, su fecha de caducidad sería el 31 de diciembre. Al igual que el maná, si caduca no podrás guardarlo más. Lo único que puedes hacer es dar gracias a Dios por todo lo que recibiste, y guardar en tu memoria lo que valga la pena. Después, cerrarás el empaque.
Un año que viviste no puede repetirse, pero Dios te prepara uno nuevo. En un par de meses te lo entregará en un hermoso empaque de 365 días para saborear, ponerle ciencia y corazón, y disfrutar.
“No quiero decir que ya lo haya conseguido todo, ni que ya sea perfecto; pero sigo adelante con la esperanza de alcanzarlo, puesto que Cristo Jesús me alcanzó primero” (Filipenses 3:12).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2015
CIENCIA DIVERTIDA
Para cada día
Por: Yaqueline Tello Ayala
Lecturas devocionales para niños 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(72)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*