Sábado 8 de febrero – Devoción Matutina para Menores 2014 — Las reglas del juego

«Lo importante es que todos nosotros sigamos las mismas reglas» (Filipenses 3: 16, TLA).

El profesor de gimnasia hizo sonar el silbato. Los chicos de primer año de secundaria hicieron una fila para la clase de educación física. «Bien — dijo el profesor— , hoy vamos a jugar a un juego nuevo llamado frefre. El objetivo es hacer goles con estas pelotas de esponja en ambos lados del campo. ¿Listos?»
—Un momento — dijo uno— . ¿Tenemos que dividirnos en equipos?
— Como ustedes quieran — respondió el profesor.
— ¿Pero cuáles son las reglas? — insistió el alumno.
— No hay reglas — respondió el profesor.
— ¿No hay reglas? —dijo otro alumno extrañado— . ¡Tiene que haber reglas!
El profesor de educación física aparentemente no escuchó los últimos comentarios de los chicos, así que ordenó comenzar el juego: «Espero que todos se esfuercen lo más que puedan. La nota de este trimestre depende de esta actividad», dijo el profesor.
— ¡¿Qué?! ¿La nota del trimestre? —dijo alguien— . ¡Eso no es justo! Ni siquiera sabemos qué debemos hacer.
Sin importarle las quejas de sus alumnos, el profesor lanzó las pelotas al aire y salió del campo. Inmediatamente se dio inicio a una lucha sin orden alguno.
Cuando una de las pelotas saltó de una de las pilas humanas, el payaso del salón la tomó, salió corriendo con ella a toda velocidad y cruzó la línea de gol.
— ¡Muy bien! Tienes la mayor calificación — anunció el profesor.
—¿Qué? — protestó alguien— . ¡No me parece justo!
El resto de la clase expresó su frustración y el profesor comenzó a agitar los brazos para que se calmaran: «Últimamente, cada vez que juegan baloncesto, fútbol o cualquier otra cosa, no les importa romper las reglas con tal de ganar. Lo que ocurrió hoy demuestra cuán importantes son las reglas para disfrutar del deporte. Sacar buenas calificaciones es más placentero si las obtenemos siguiendo las reglas. En el hogar todos son más felices si cumplen las reglas. Los negocios, la carrera, e incluso el matrimonio pueden terminar destruidos si no se cumplen las reglas.
-Muy bien, profesor —dijo David—, creo que lo hemos entendido.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(249)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*