Viernes 13 de febrero 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Traje nupcial

En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Isaías 61:10.

Toda niña sueña con el día de su boda. Toda novia sueña con su traje nupcial. Cada año, desde 1947 hasta 2011, la tienda Filene’s Basement, de Boston, Massachusetts, tenía su famosa venta especial para novias. Trajes con precio original entre 800 y 9.000 dólares se vendían a 499,99 y hasta 249,00 dólares. Unos pocos se vendieron a 699,99. Aun este último precio era muy conveniente para un traje de boda, cuyo precio original bien puede ser diez veces mayor.
No es de extrañar que cientos de damas de todo el país, y aun del exterior, viajaban a Boston para participar de esta venta. Unas llegaban antes del amanecer, otras pasaban la noche frente a la tienda, esperando que abriera a las 8 de la mañana. Había que tener cuidado para no ser atropellada por la estampida de ansiosas compradoras. En medio del frenesí, todas procuraban encontrar al mejor precio el traje de sus sueños para su día especial.
Tú y yo formamos parte de la “novia” de Cristo y debemos prepararnos para el día de la boda, cuando venga por su iglesia. Él mismo nos ofrece el vestido más hermoso. Es un traje fino, de lino blanco, resplandeciente, que cubre nuestras imperfecciones y nos hace lucir perfectas.
¿Esperas con ansias conseguir tu atuendo de bodas al mejor precio? Esas galas, cuyo precio nunca podríamos pagar, se nos concede sin costo alguno, por la gracia de Cristo. ¿Increíble? Absolutamente creíble, pues es palabra de Dios mismo: “Venid, comprad sin dinero y sin precio” (Isa. 55:1). No dejes pasar la oportunidad de conseguirlo al mejor precio.
Pero ¿estás dispuesta a madrugar hoy para obtener tu vestido? “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré”, dijo el salmista (Sal. 5:3). Con toda seguridad puedo decirte que ese esfuerzo vale le pena. Y no te arrepentirás, puesto que saldrás con la vestimenta que necesitas y sin que nadie te atropelle durante el proceso -Rhodi Alers de López.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
www.DevocionMatutina.com

(393)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*