Lección 7 – Viernes 16 de noviembre

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “La importancia de buscar el verda­dero conocimiento”, Testimonios para la iglesia, t. 8, pp. 326,328; “La lucha que tenemos por delante”, Testimonios para la iglesia, t. 9, pp. 176, 177; “¡Oh Dios! Ayúdame a ascender”, Meditaciones matinales (1953), p. 108; “Llamamiento a alcanzar una norma más alta”, Los hechos de los apóstoles, pp. 257-261.

“En cada alma luchan activamente dos poderes en procura de la victoria. La incredulidad ordena sus fuerzas, guiadas por Satanás, para separarnos de la Fuente de nuestra fortaleza. La fe ordena las suyas, dirigidas por Cristo, el Autor y Consumador de nuestra fe. El conflicto continúa hora a hora ante la vista del universo celestial. Esta es una batalla cuerpo a cuerpo, y el gran inte­rrogante es: ¿Quién obtendrá el dominio? Cada uno debe decidir por sí mismo este asunto. Todos deben tomar parte en esta lucha, peleando en un bando o en el otro. En este conflicto no hay tregua […]. Se nos urge a prepararnos para esta acción. ‘Confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestios de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las acechanzas del diablo’. La advertencia se repite: ‘Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y estar firmes, habiendo acabado todo'” (HHD 330).

“Debemos ponernos cada parte de la armadura, y luego mantenernos firmes. El Señor nos ha honrado eligiéndonos como sus soldados. Luchemos valientemente para él procediendo correctamente en cada transacción. […] No deis ocasión para que el enemigo hable mal de la verdad. Poneos vuestra co­raza de justicia divinamente protegida, que todos tienen el privilegio de llevar. Ella protegerá vuestra vida espiritual”.-“Comentarios de Elena G. de White” (CBA 6:1.119).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

1. Esta lección enfatizó la lucha en la que todos estamos involucrados; sin embargo, somos parte de una comunidad más grande. ¿De qué modo, como co­munidad, podemos ayudarnos unos a otros en muchos conflictos individuales? ¿Qué cosas prácticas puede hacer la comunidad para ayudar a aquellos que tienen necesidades espirituales?

2. Las imágenes militares ¿cómo refuerzan la realidad de la lucha? ¿Por qué es importante mantener ante nosotros la realidad de este conflicto? ¿Quién puede imaginar que un soldado, en el campo de batalla, se olvide de que está en una guerra? ¿Por qué es más importante, para nosotros, no olvidar esto?

(535)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*