Viernes 21 de febrero – Devoción Matutina para Menores 2014 — La turbera, fuente de curación natural

“Sáname, Señor, y seré sano; sálvame y seré salvo” (Jer. 17:14).

Una turbera se forma a lo largo de cientos de años, cuando en un sitio pantanoso se acumulan, poco a poco, espesas capas de residuos vegetales parcialmente descompuestos.
De ella, se extrae un combustible fósil llamado turba.
La planta más común que crece en las turberas es el musgo. Se ha descubierto que la turba puede usarse con fines medicinales.
En la actualidad, se produce una crema con ingredientes extraídos de la turba, para el tratamiento del eccema, las úlceras y las quemaduras. La turba tiene propiedades antiinfecciosas.
Un empleo sorprendente de la turba de musgo son los baños de barro: aumentan la temperatura del cuerpo y mejoran la circulación de la sangre, lo que favorece la curación y disminuye el dolor.
A pesar de todas las fórmulas humanas para sanar y proporcionar alivio, a veces, los mejores métodos continúan siendo los naturales.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
¡BUSQUEMOS JUNTOS!
Por: Santiago y Priscila Tucker
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(201)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*