Viernes 21 de febrero – Devoción Matutina para Menores 2014 — Solo un pequeño gusano

«Ante ti has puesto nuestras iniquidades; a la luz de tu presencia, nuestros pecados secretos» (Salmo 90: 8, NVI).

El otro día mi doctor me contó una historia que me gustaría compartir contigo. Un señor estaba experimentando mucho dolor en el abdomen, y el médico le recomendó operarse. Cuando llegó al quirófano, fue anestesiado, y un equipo de médicos y enfermeras observaban mientras el cirujano hacía la primera incisión. Seguidamente, el especialista hizo la segunda incisión, esta vez en la pared del intestino grueso. Después de limpiar el área y apartar las arterias, ocurrió algo sumamente inusual. El equipo médico se quedó pasmado cuando de repente un gusano de más de tres metros de largo comenzó a salir por la incisión. ¿Cómo era posible algo así? ¿Cómo había llegado allí aquel gigantesco gusano? ¿Cómo es que el ácido del estómago no lo había matado?
Tiempo después el médico se enteró de que a ese paciente le encantaba comer sushi, una comida japonesa que suele hacerse con pescado crudo. Al parecer, el hombre había ingerido una porción de pescado crudo contaminado con la larva de este gusano. Por alguna extraña razón, la larva sobrevivió el viaje por el sistema digestivo y se instaló en el intestino grueso. La larva maduró y creció hasta alcanzar más de tres metros de largo. ¡Con razón a este señor le dolía el estómago!
«¡Qué asco! — dirás tú—. Qué historia tan desagradable. Primeramente, comer pescado crudo, y después terminar con un gusano gigantesco viviendo dentro de ti». Esto me recuerda algo que la Biblia define como «pecados secretos». Ya sabes a lo que me refiero, los pecados que cometemos cuando nadie nos ve. En vez de crecer en los intestinos, crecen en la mente.
Primero parecen insignificantes, pero van creciendo hasta destruirte.
Mentiras, pensamientos impuros y odio son algunas de las larvas que pueden crecer en la mente de una persona hasta que finalmente la destruyen.
¿Qué otros pecados secretos podemos cometer pensando que nadie se dará cuenta? Al igual que el amante del sushi de la historia de hoy, tarde o temprano los horribles gusanos de Satanás terminan causando mucho dolor.
¡Te lo aseguro!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(211)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*