folleto segundoViernes 21 de junio

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “En los días más sombríos de su largo conflicto con el mal, le fueron dadas a la iglesia de Dios revelaciones del propósito eterno de Jehová. Se permitió a sus hijos que mirasen más allá de las pruebas presentes hacia los triunfos futuros, al tiempo cuando, habiendo terminado la lucha, los redimidos entrarán en posesión de la Tierra Prometida. Estas visiones de gloria futura, cuyas escenas fueron descritas por la mano de Dios, deben ser apreciadas por su iglesia hoy, cuando se está acercando rápidamente el fin de la controversia secular y se han de cumplir en toda su plenitud las bendiciones prometidas […].

“Las naciones de los salvos no conocerán otra ley que la del cielo. Todos constituirán una familia feliz y unida, ataviada con las vestiduras de alabanza y agradecimiento. Al presenciar la escena, las estrellas de la mañana cantarán juntas, y los hijos de los hombres aclamarán de gozo, mientras Dios y Cristo se unirán para proclamar: No habrá más pecado ni muerte” (Profetas y reyes, pp. 533, 541).

 

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

1. Por mucho que los seres humanos hayan luchado para mejorar las cosas en nuestro mundo, el mundo sigue empeorando. De acuerdo con la Biblia, solo cuando Cristo retorne y rehaga este mundo, este será el paraíso que tanto anhelamos. Aunque conocemos esta verdad, ¿por qué todavía se nos pide que traigamos a este mundo todo el bienestar, la curación y el solaz que podamos?

2. La sección del jueves señaló el importante hecho de que muchas profecías del Antiguo Testamento acerca de la venida de Jesús parecían referirse a un solo evento, no a dos. ¿Qué nos dice eso acerca de cuán estrechamente vinculadas están la primera y la segunda venidas, en términos del plan de salvación? ¿Por qué esto es así? ¿Por qué sin la primera venida no podría haber segunda; y por qué sin la segunda venida la primera no serviría de nada?

3. Al buscar un reavivamiento y una reforma entre nosotros, ¿qué podemos aprender del estudio de Zacarías que puede ayudarnos, individualmente y como iglesia, a estar preparados para el derramamiento del Espíritu Santo, que es vital para el reavivamiento y la reforma que tan fervientemente necesitamos?

(317)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*