Hay más dicha en dar que en recibir. Hechos 20:35.

Conoces persona ancianas? Ellas viven en el barrio, asisten a la iglesia, forman parte de tu familia. Un buen proyecto sería visitar a algunas de esas personas. No necesitas hacer eso hoy mismo. Puedes programarlo para algún día de esta semana.
Hay muchas personas ancianas en tu ciudad a las cuales les gustaría recibir una visita.
Si tú no consigues acordarte de ninguna, puedes ir al asilo de ancianos con tus padres. Las personas se sentirán bendecidas con tu visita; pero, en realidad, tú también saldrás de allí sintiéndote feliz, después de oír sus historias.
Así comprobarás que “hay más dicha en dar que en recibir”.

Hablemos con Dios
Señor, ayúdame a acordarme de alguna persona anciana que esté precisando de mi cariño. En esta semana, me gustaría ser una bendición para esa persona. ¡Amén!

(344)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*