Viernes 27 de febrero 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | Son necesarios un juicio y un Abogado

Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo. Juan 5:21, 22.

Sueñas con un mundo mejor, donde solo haya bondad, amor, paz y concordia? ¿Dónde no haya más motivo de llanto, tristeza, angustia y muerte? Pues, entonces, alégrate, porque Jesús está realizando lo último que falta para que pronto estemos en nuestro verdadero y definitivo hogar: el Juicio.
Dios, luego de haber dado todas las oportunidades necesarias a todos para que opten por el bien y sean salvos, como Gobernante supremo del universo y responsable por el bienestar de todas las criaturas creadas, tiene que determinar, mediante un juicio cósmico, quiénes pueden acceder a la gloria, a un mundo mejor exento de maldad, sufrimiento y muerte.
Él no necesita el Juicio, pues es omnisapiente. Pero el universo inteligente que nos contempla, y nosotros mismos, necesitamos que se haga este juicio que “habilita” a Dios para decir: “Basta. Hasta aquí llegamos con tanta maldad y sufrimiento. Ya es hora de terminar con todo esto y llevar a mi pueblo a moradas ‘de paz’ (Isa. 32:18)”.
Por otra parte, ¿quién puede levantarse con total seguridad y decir que es absolutamente inocente ante la presencia de un Dios infinito en justicia y verdad? Por eso, también necesitamos un Abogado. Para esto, contamos con otro aspecto de la obra redentora de Cristo: “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo” (1 Juan 2:1, 2). En el Juicio, él presenta las marcas de la crucifixión en sus manos, como garantía de que los pecados de todos los que confían en él como su Salvador y se arrepienten de sus maldades han sido expiados en la Cruz; que hay perdón para ellos, aceptación total de parte del Padre y una cobertura absoluta contra toda acusación del enemigo.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015
www.DevocionMatutina.com

(326)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*