Viernes 27 de marzo 2015 | Matutina para Mujeres 2015 | Un sello muy especial

Santificad mis [sábados,] y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios. Ezequiel 20:20.

Tengo una amiga muy querida a quien le gusta coleccionar cosas.
Un día me enseñó su colección de Beanie Babies (animalitos de peluche). Me pareció muy interesante. Cada animalito trae un nombre que lo identifica. El que más me gustó fue una ardillita. Mi amiga me regaló algunos que tenía repetidos, y me animó a comenzar mi propia colección.
Otro día, mientras caminaba por un mercado al aire libre, encontré una ardillita igual a la que tenía mi amiga. Rápido la compré y la agregué a mi colección. Muy emocionada, llamé a mi amiga y le conté lo feliz que estaba de haber encontrado esa ardillita que tanto me había gustado. Tenían el mismo nombre. Cuando volvimos a vernos, me contó que había encontrado un pato precioso, pero, cuando lo iba a comprar, se dio cuenta de que no tenía la etiqueta que lo calificaba para la colección. Entonces me acordé de que ella me había dicho que, cuando encontrara el peluche, primero verificara si tenía un sello con su nombre, una etiqueta roja en forma de corazón con las letras TY, y una estrellita que decía “Beanie Baby”.
En ese momento me pregunté: ¿Será que mi ardilla tiene esa identificación? Al llegar a mi casa miré mi linda ardilla y ¡no tenía la etiqueta! No calificaba para mi colección. Me sentí un poco triste, y una reflexión surgió en mi mente: Las dos ardillas parecían iguales, pero no lo eran. El sello hacía la gran diferencia.
Recordé que Dios tiene un sello con el cual reconoce a sus hijos obedientes. El cuarto mandamiento es ese sello, y Dios nos manda respetar el sábado como un día santo (ver Éxo. 20:8-11).
Hay promesas muy lindas para los que obedecen el mandato del Señor: “Si retrajeres del [sábado] tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová… entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra” (ver Isa. 58:13, 14). Si quieres gozar de esas bendiciones ahora y en la vida venidera, guarda el mandato del Señor como una señal en tu corazón -Mercedes Croussett.

MEDITACIONES MATINALES PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015

(300)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*