xesViernes 28 de diciembre

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR

“En el servicio ritual típico del sumo sacerdote, hecha la propiciación por Israel, salía y bendecía la congregación. Así también Cristo, una vez terminada su obra de mediador, aparecerá ‘sin pecado… para la salvación’ (Heb. 9:28, VM), para bendecir con el don de la vida eterna a su pueblo que lo espera. Así como, al quitar los pecados del Santuario, el sacerdote los confesaba sobre la cabeza del macho cabrío emisario, también Cristo colocará todos estos pecados sobre Satanás, autor e instigador del pecado. El macho cabrío emisario, que cargaba con los pecados de Israel, era enviado ‘a tierra inhabitada’ (Lev. 16:22); así también Satanás, cargado con la responsabilidad de todos los pecados que ha hecho cometer al pueblo de Dios, será confinado durante mil años en la Tierra, entonces desolada y sin habitantes, y sufrirá finalmente la entera penalidad del pecado, en el fuego que destruirá a todos los impíos” (CS 439, 540).

“El temor de hacer aparecer la futura herencia de los santos demasiado material ha inducido a muchos a espiritualizar aquellas verdades que nos hacen considerar la Tierra como nuestra morada. […] Los que aceptan las enseñanzas de la Palabra de Dios no ignorarán por completo lo que se refiere a la Patria celestial. […] El lenguaje humano no alcanza a describir la recompensa de los justos. Solo la conocerán quienes la contemplen. Ninguna inteligencia limitada puede comprender la gloria del paraíso de Dios” (CS 733).

Preguntas para Dialogar:

  1. Dentro de la iglesia cristiana, hay tres posiciones básicas (con variantes) acerca del milenio: 1) que representa la era entre la primera y la segunda venida de Cristo; 2) que es un largo período de paz y justicia en la Tierra antes de que vuelva Cristo, producido en parte por la predicación del evangelio y las reformas sociales; y 3) que el milenio ocurrirá después del regreso de Cristo y sucederá en el cielo. Los adventistas tomamos esta tercera posición, en la que el milenio se desarrolla en el cielo, no en la Tierra. ¿Qué problemas presentan las otras opciones?
  2. Lee Apocalipsis 21:27. ¿Cómo entiendes esta exclusión? ¿Qué otras exclusiones hay, y por qué?
  3. Medita en los intentos humanos de crear “utopías”. ¿En qué ejemplos puedes pensar? ¿Cuáles fueron los resultados? ¿Por qué siempre fracasaron, y por qué eso nos revela nuestra total dependencia de la intervención de Dios en nuestro mundo?

(322)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*