PequeñosTu oración: Padre, hoy deseo hacer tu santa voluntad y seguir tus pasos.

Versículo para hoy: El Señor está conmigo; él me ayuda».

Salmos 118: 7.

Zaqueo vivía en Jericó, era un hombre bajito, pero bastante tramposo, era el encargado de cobrar los impuestos, pero cobraba de más y se guardaba una parte de dinero para  él.

UNA MAÑANA vio un gran alboroto en las calles de Jericó, quería ver lo que sucedía pero como era tan bajito no alcanzaba a ver. Pregunto qué era lo que sucedía, la gente de muy mala manera le respondía porque nadie lo quería. «Es Jesús quien ha llegado a Jericó»  « ¡Jesús! Yo quiero ver a Jesús»,  pensó Zaqueo.  Corrió hacia un árbol y subió. Al pasar  Jesús por debajo del  árbol se detuvo y miró hacia arriba donde estaba Zaqueo.

Jesús lo miró y con una sonrisa le pidió que se bajara porque iría a su casa a comer. Zaqueo fue rápidamente a su casa, le dijo a Jesús que se sentía triste por robarle  la gente, pero él deseaba ser diferente y prometió regresar todo el dinero que se había robado.

Desde ese día Zaqueo fue un hombre diferente, su amigo Jesús lo había perdonado…

LECTURAS DEVOCIONALES PARA PEQUEÑOS

AMIGOS DE JESÚS

Por: Cesia Alvarado Zemleduch

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(311)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*