HBOOK007-pequeños800

Míos son la plata y el oro. Hageo 2:8.

La Biblia dice que, de diez monedas que recibimos, debemos devolver una a Dios. Eso se llama: dar el “diezmo”. Cuando tú ganas diez billetes iguales, algunos piensan que es difícil separar uno de ellos para devolvérselo a Dios. Tenemos tantas cosas en que gastar: compras en los grandes centros comerciales, alguna golosina o helado, un regalo para un amigo que va a cumplir años. ¿Y aún el diezmo? ¿Será que el dinero alcanzará para todo eso?

¡La tentación de gastar todo el diezmo de Dios antes de devolverlo es grande!

Por eso, la primer cosa que debemos hacer al recibir algún dinero es devolver el diezmo inmediatamente. De ese modo, la tentación desaparece. Después, puedes usar tranquilamente tu dinero, pero pídele a Dios que te ayude a gastar cada centavo de una manera inteligente.

Hablemos con Dios

Querido Dios, siempre que gane algún dinero, muéstrame cómo separar y devolver el diezmo. Después, enséñame a usar el dinero de la mejor manera. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Devoción Matutina en audio:

Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel

__________________________________________________

(319)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*