Dios había creado a la criatura para que viviera para siempre. Lamentablemente el ser humano eligió de manera caprichosa y voluntaria rechazar la vida de Dios y transitar un camino de pecado y de autodestrucción.
Conozca mas: http://adventistas.org/es/ministeriop…

(329)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*