12 de enero 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Thomas Goodwin

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

“Las bendiciones más dulces son las obtenidas con oración y utilizadas con agradecimiento”. Thomas Goodwin

“Esta es la confianza que tenemos al acercamos a Dios: que, si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye”( 1 Juan 5:14).

Mi hijo de cinco años, Reef, tiene muchas oraciones contestadas. No hasta el punto en que los vecinos le traigan a los enfermos e inválidos, pero le ha ido muy bien últimamente.

Una vez lo vi correr por la casa en busca de un conejito de peluche hasta que de repente recordó el poder de la oración. Tan rápido pasó de correr a la posición de oración que terminó resbalando arrodillado por el piso de madera.

-Querido Jesús -dijo-, por favor, ayúdame a encontrar mi conejito rosado. Por favor, por favor, por favor.

La próxima vez que ores por algo, prueba decir “por favor” tres veces, porque a Reef le funcionó.

Se está acostumbrando a que sus oraciones sean respondidas, lo cual me pone nervioso. ¿Se sentirá decepcionado si el Cielo no le otorga su próximo pedido? O sea, las antiguas historias para antes de dormir no preparan a un niño para eso. Tienden a enfocarse en la ocasión en que el pequeño Harry oró y encontró su bote, no en la ocasión en que su juguete se convirtió en una decoración submarina en el fondo del lago.

Por supuesto, muchas personas creen que Dios siempre responde cada oración. Argumentan que a veces dice que sí, a veces dice que no, y a veces dice: “¿No has pensado en poner un gancho para colgar las llaves del auto al lado de la puerta?”

No creo que los niños queden desconsolados cuando reciben un “no” por respuesta. Con toda seguridad, recibieron muchas de esas respuestas de sus padres. “¡No, no puedes pegar el cabello de tu hermana con pegamento caliente a la pared!” “¡No, no puedes probar el paracaídas de papel de cocina con el gato!”

Ayer estaba tratando de encontrar una herramienta eléctrica perdida. Mientras iba de una habitación a la otra buscando, escuché que Reef exclamaba detrás de mí: “Oré a Jesús para que encuentres el taladro”.

Y efectivamente, lo encontré. Le conté a Reef sobre su oración respondida y señalé que “el Señor es bueno con todos”.

-Claro que sí -respondió con entusiasmo.

¿Seguirá siendo bueno Dios si Reef no consigue todo lo que quiere? ¿Seguirá siendo bueno incluso si no percibimos ninguna respuesta a nuestros pedidos importantes? La respuesta siempre es “sí”. Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Kim Peckham

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

(40)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*