El árbol que plantó Abraham

Por lo tanto, júrame por Dios, en este mismo lugar, que no nos harás mal ni a mí ni a mis hijos ni a mis descendientes. Júrame que me tratarás con la misma bondad con que yo te he tratado…
«Te lo juro», contestó Abraham. Génesis 21:23, 24

Materiales: Una maceta, tierra, semillas y agua.
ESA HISTORIA de la Biblia habla de un problema entre varias personas. Todos querían ser los dueños de un pozo. Pero el pozo era de Abraham.
Abimelec era un vecino de Abraham. Él quería adueñarse de aquel pozo. Él se fue a su tierra después que recibió unos regalos. Además de darle los regalos, Abraham le prometió algo. Como una señal de lo que habían acordado, él plantó un árbol en aquel lugar. Luego celebró un culto especial a Dios, como muestra de su agradecimiento.
En la Biblia se mencionan muchas clases de árboles. Pero este es un caso especial en que se dice que se sembró un árbol. Todo niño y niña deberían sembrar un árbol para que, cuando sea mayor, pueda recordar el día que lo sembraron junto a sus padres.
Gracias, Señor Jesús, porque es hermoso perdonar y ser perdonado.

Actividad práctica: Llenar la maceta de tierra. Sembrar las semillas en la maceta, recordando que debe darle el sol. Echarle agua todos los días para que nazca la planta y crezca.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA NIÑOS PEQUEÑOS 2019
MARAVILLAS DE LA CREACIÓN
María Carolina Vargas de Ortíz
Lecturas Devocionales para los más pequeños 2019

(22)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*