HBOOK007-pequeños800

Cuando golpees la roca, saldrá agua de ella para que beba la gente. Éxodo 17:6.

Tener sed es una sensación desagradable y solamente puede saciarse con agua.

No sé si has estado en el desierto, pero el pueblo de Israel caminó durante cuarenta años por allí. Fue después que Moisés liberó de esclavitud al pueblo de Israel. El desierto es un lugar donde hay poca agua, y no toda el agua es buena para beber. Guiando a aquellas personas, Moisés enfrentó muchas dificultades para solucionar la falta de agua.

Un día, cuenta la Biblia, las personas tenían mucha sed. Cuando se tiene sed, se camina lento y no se puede pensar bien. En el desierto sobran las piedras y escasea el agua. Tú no puedes sacar Agua de una piedra, ¿o sí? Definitivamente, ¡no! Pero puedes ofrecer agua a! que tenga sed; así harás lo mejor POSIBLE. Dios hizo brotar agua de una piedra para saciar la sed de aquellas personas. Dios puede hacer lo IMPOSIBLE para ayudarnos…

Hablemos con Dios

Querido Dios, cuando yo tenga problemas, ayúdame a recordar el agua que fue sacada de la piedra y que todo es posible para ti. ¡Amén!

Meditaciones Matinales para niños pequeños

Hablemos con Dios

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(720)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*