Bosquejo | Lección 11 | De la batalla a la victoria | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Bosquejo 11
Daniel 10 abre una ventana a lo que pasa detrás del escenario del gran conflicto entre el bien y el mal. Aunque este caos aparentemente parece ser decidido por los caprichos de los potentados humanos, el resultado final de esta guerra cósmica ya ha sido decidida en el Calvario, donde Jesús asertó un golpe mortal a los poderes de las tinieblas (Col. 2:9-15; 1 Ped. 3:18-22).
“El propósito de la lección de esta semana es reconocer que mientras el conflicto se intensifica, un poderoso y victorioso príncipe celestial se levanta para luchar contra las fuerzas del mal e en favor del pueblo de Dios”.
Sean todos bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática.

Estamos en la lección 11, que tiene como titulo: “De la batalla a la victoria”
res temas están interrelacionados y serán los tópicos principales que abordaremos en nuestro bosquejo:

1. La aflicción espiritual de Daniel

2. La aparición del guerrero divino

3. La gran guerra anunciada al profeta.

I. Aflicción espiritual.

El texto bíblico no proporciona ninguna información con respecto a la causa de las tres semanas de aflicción, pero los eventos que ocurrían entre los judíos que habían vuelto a Jerusalén pueden ofrecer una pista.
Después del decreto de Ciro, un grupo de judíos bajo el liderazgo de Zorobabel, había regresado a su tierra y comenzaron a preparar el terreno para la reconstrucción del Templo.
Pero poco tiempo después comenzaron las dificultades. Esdras dice que: “la gente del país comenzaron a intimidar y aterrorizar al pueblo de Judá para que no siguieran edificando” Esdras 4:4,5
Inclusive sobornaron algunos consejeros del rey para frustrar sus propósitos.

Cuando Daniel supo acerca de la situación en Jerusalén, decidió llevar este grave problema a Dios en oración.
Estuvo afligido tres semanas, y rehusó la comida, el vino y el ungirse con aceite perfumado (Dan. 10:3).
Ungirse con aceite se asociaba con alegría y fiesta, y por esta razón no participó de esta ceremonia.

Con esta actitud, Daniel muestra que su comodidad personal era menos importante que el bienestar de su pueblo.

II. El guerrero divino.

Daniel 10 encuentra al profeta Daniel de pie en la orilla del rio Tigris.
Al levantar sus ojos, ve a un personaje de brillante esplendor, probablemente de pie, por encima de las aguas (Dan. 12:6)
Se mencionan siete características de este ser esplendoroso:
1) Vestido de lino,

2) Ceñida su cintura con oro,

3) Cuerpo como de berilo,

4) Rostro como de relámpago,

5) Ojos como antorchas de fuego,

6) brazos y pies como bronce,

7) El sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud (Dan. 10:4-6).

Las imágenes y conceptos transmitidos por esta descripción apunta a un personaje del más alto rango.
Encontramos características semejantes en Ezequiel 1:26 al 28 para representar el brillo que emana del Trono de Dios.

En Apocalipsis 1:12 al 16 Juan emplea términos e imágenes semejantes para retratar a Cristo.
Entonces la conclusión es que la persona gloriosa que le apareció en visión a Daniel debe identificarse con Miguel, el Mesías, el Príncipe de la hueste, el “hijo de hombre”, el Príncipe de los ejércitos de Dios. Jesucristo.
Esto es de mayor significado en el contexto del “grande conflicto” (Dan. 10:1)

III. Guerra celestial

Abrumado por la visión del Cristo glorioso, Daniel tuvo que ser reanimado tres veces por un segundo ser celestial (Dan. 10:10)
Durante los 21 días en los que Daniel había estado orando, Gabriel había estado luchando contra “el príncipe del reino de Persia” (Dan. 10:13).
Mientras que Jerusalén la oposición y el peligro amenazaban y desanimaban a los retornados.
En la corte persa los enemigos del pueblo de Dios buscaban persuadir a Ciro para que detuviera la reconstrucción del Templo.
En este punto, necesitamos identificar claramente los lados opuestos en la guerra. Primero, ¿quién es el “príncipe del reino de Persia”?
Un cuidadoso estudio del texto revela que Gabriel no podría haber sido detenido por un gobernante terrenal; debe ser una entidad sobrenatural.
El príncipe de Persia se refiere sin duda al poder satánico sobrenatural que actúa detrás del escenario para influir en el rey persa a fin de que estorbe el plan de Dios para el pueblo judío.

Un segundo asunto, ¿quién es Miguel, y en qué sentido es “uno de los principales príncipes” (Dan. 10:13)?
La expresión “uno de los principales príncipes” en realidad significa “primero” y puede ser traducido como “el primero de los primeros príncipes”.
Esta expresión “es el equivalente de la expresión ‘Príncipe de los príncipes’ de Daniel 8:25

El nombre de “Miguel”, con referencia a un ser sobrenatural, aparece tres veces en Daniel (Dan. 10:13, 21; 12:1)
Miguel significa “¡Quien es como Dios!”, una termino generalmente usado en conexión con guerra (Éxo. 15:11)
La conclusión natural es que Miguel es una referencia a Cristo antes de la encarnación.

(146)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*