Bosquejo | Lección 2 | Las elecciones que hacemos | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Cierta vez durante el verano, un grupo de excursionistas viajó a la playa. Cuando llegaron ya había oscurecido.

Debían caminar 2 kilómetros por la playa hasta el campamento y no llevaban linternas, aún así decidieron caminar en medio de la oscuridad. Llevaban ya cierto trecho recorrido cuando encontraron la saliente de un río.

No sabían qué hacer, y aún así se aventuraron a cruzar a ciegas hasta el otro lado, pero el río era muy profundo y con la corriente muy fuerte, perdieron sus bolsos y todo lo que llevaban.

Al día siguiente volvieron a ver si había quedado algo de sus cosas, y vieron que apenas unos metros arriba de donde cruzaron había un puente. Muchas veces tomamos decisiones en medio de la oscuridad de la vida.

La mayoría de las veces suele haber un “puente” que Dios provee.

Bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática.
Estamos en la segunda lección de este trimestre, y el titulo de la lección de esta semana es:
Las elecciones que hacemos.

Vamos a ampliar juntos dos temas:

Libre albedrío

Elecciones correctas

Libre Albedrío.

Que es el libre albedrío?

El libre albedrío es la capacidad que Dios coloco en el corazón del ser humano para elegir.

Un ejemplo de este principio esta en Josué 24:15 “Escoged hoy a quien servir”

En Deut. 30:19 Moisés hizo un llamado dramático al Pueblo de Israel para elegir la vida:

«A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, de que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia»

Nuestras decisiones pueden influir de forma dramática inclusive nuestra descendencia.

Elena White declaro que «Todo su futuro estará influenciado para bien o para mal por la senda que usted elija recorrer ahora».

Elecciones correctas.

Un asunto importante es reconocer que nosotros no podemos cambiar nuestro corazón por nosotros mismos.

Mas podemos elegir entregar nuestro corazón a Dios.

Una de las decisiones mas importantes en la vida es darle nuestra voluntad a Dios.

Entonces el obrará en nosotros tanto el querer como el hacer por su buena voluntad.

Vamos a analizar a continuación algunas elecciones importantes, que si bien tomadas, influirán dramáticamente nuestra vida.

Una elección importante en la vida es la elección de los amigos.

De todas las elecciones que hagamos, pocas tendrán tanta influencia como la elección de nuestros amigos.

Elena G. de White explica que: «La intensidad de las amistades determinará la influencia para bien o para mal.»

La experiencia de Sansón por ejemplo, nos enseña, como es de terrible elegir mal.

Por otro lado, desde una perspectiva positiva, las amistades pueden ser una tremenda bendición.

Salomón describen esta amistad en las siguientes palabras:

«Hay amigos más fieles que un hermano» (Prov. 18: 24)

En los momentos difíciles de la vida, un fuerte y cordial apretón de manos de un amigo, vale mas que el oro y la plata.

Otra elección importante en la vida es la elección del conyugue.

En tiempos bíblicos, y en algunas sociedades actuales, los padres juegan un papel importante en la elección del compañero o compañera de vida de sus hijos.

Abraham, por ejemplo, envió a su siervo a buscar una esposa para su hijo Isaac (Gén. 24).

Algunos pasos apropiados son recomendados por la palabra de Dios a la hora de elegir un cónyuge:

Es preferible dedicase a ser una buena persona en lugar de preocuparse por encontrar a la persona adecuada para casarse.

Practicar la bondad y tratar a los demás con respeto (Mat. 7: 12).

Esperar el momento apropiado para casarse (1 Cor. 7: 36). Dios siempre tiene una persona idónea para cada uno y también un momento adecuado para eso.

Procure alguien con quien pueda compartir la misma fe y ministerio (2 Cor. 6: 14).

Otra elección importante es la elección de un propósito en la vida.

Al igual que el matrimonio, todas las elecciones que hacemos en la vida deben basarse en el hecho de que Dios nos eligió primero.

La pregunta es, para que fuimos elegidos?

Juan 15: 16 responde: «Yo los escogí para que vayan y den fruto, un fruto que perdure»

En algún momento de nuestra vida, llega el momento en que tenemos que elegir un propósito de vida.

En el plan de Dios no todos pueden ser profetas, pastores, maestros o evangelistas, pero todos son llamados a fructificar, todos son llamados para una misión.

A la hora de elegir una carrera profesional, podemos aprender lo siguiente:

El trabajo es una bendición si Dios lo dirige.

Cuando vivimos para Dios, él nos prepara y bendice para cumplir su propósito en nuestra vida (Éxo. 31: 2-11).

(57)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*