Bosquejo | Lección 8 | Paternidad y maternidad | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Toda madre conoce muy bien lo que es el sentimiento materno.

Durante los nueve meses de embarazo se desarrolla un vinculo muy estrecho entre la madre y su hijo.

Aunque los padres no tienen ese contacto prenatal intimo con sus hijos, también se llenan de admiración y orgullo cuando sostienen a su hijo recién nacido, y afirman:
«Este es hueso de mis huesos y carne de mi carne» (ver Gén. 2: 23).

Mas en el mundo, hay muchísimas parejas que quisieran tener sus propios hijos, pero por razones diversas no pueden.

Vamos a hablar en la lección de esta semana acerca de la paternidad y maternidad.

Y para ello vamos a tocar dos asuntos:

Padres sin hijos y padres solteros.

Responsabilidad de ser padres

Padres sin hijos y padres solteros.

Las mujeres muestran su instinto materno ya desde que son niñas pequeñas.

Juegan con muñecas, las sostienen cerca de su pecho y les hablan como si fueran bebés.

Imaginemos entonces lo que debe haber sentido Raquel, esposa de Jacob, que experimentó este dolor cuando vio a su hermana disfrutando de la maternidad.

Sus brazos y su corazón estaban vacíos, y su tribulación la llevó a pedirle a Jacob:
«Dame hijos, o si no, me muero» (Gén. 30: 1).

Otro ejemplo es la experiencia de Ana, la madre de Samuel, que también pasó por un período triste de esterilidad.

En ambos casos Dios solucionó su clamor.

Pero hay muchos que nunca podrán tener hijos, y en medio de este panorama que involucra a algunas familias, debemos alabar a Dios por los muchos padres que no han podido tener sus propios hijos biológicos, pero que han abierto sus corazones y sus hogares para adoptar a otros niños.

Por otro lado existe la realidad de padres solteros, que ponen a algunos en la situación de tener que criar a sus hijos por sí solos.

La buena noticia es que la Biblia contiene palabras de aliento para los padres solteros.
Estos son algunos de esos versículos:

Cuando te sientas abrumado:

Isa. 40: 31 «Mas los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, […] correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigaran»

Cuando te sientas solo,
Dios dice: «Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo» (Mat. 28: 20).

Responsabilidad de ser padres

Los padres tienen la responsabilidad de enseñar a los hijos a ir a Jesús.

Mateo 19:13-14 “Dejad a los niños que vengan a mí”

No debemos impedir el vinculo de los hijos con Dios, al contrario, debemos favorecer ese encuentro todos los días.

Y para eso esta el culto familiar.

Los padres tienen la responsabilidad de dar Instrucción a sus hijos.

Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”

La instrucción puede ser con palabras, mas también con el ejemplo.

Los padres tienen la responsabilidad de disciplinar a los hijos.

Proverbios 13:24: “El que escatima la vara odia a su hijo, mas el que lo ama lo disciplina con diligencia”

Vean cuan importante es la disciplina, pero debe ser administrada con un ingrediente fundamental que es el amor.
Recuerde siempre eso.

Los padres tienen la responsabilidad de proveer sustento para sus hijos.

1 Timoteo 5:8 “Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo”

Aplicaciones:
En muchos hogares existe el desafío de los hijos que se apartan de la familia, o que se apartan de los caminos de Dios.
Que podemos hacer con esa realidad.
Entre las muchas lecciones que podemos extraer de la parabola del hijo pródigo, resaltan dos:
Debemos perdonar. ¡Extender el perdón a nuestro hijo de la misma manera en que Dios nos ha perdonado!

Jamás dejemos de orar. Nunca dejemos de orar por nuestros hijos. ¡La meta para ellos es la eternidad y Dios desea que sea así.

(1)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*