HBOOK007-pequeños800

Mientras tanto, el joven Samuel, vestido con un efod de lino, continuaba al servicio del Señor. 1 Samuel 2:18.

Fíjate qué descubrimiento: Dios usa tanto adultos como niños para diversos trabajos. Samuel era un niño muy joven. Aun así, él ayudaba en los servicios de la iglesia. Samuel no hacía un trabajo menor, él trabajaba para Dios. Y su tarea estaba tan bien hecha que Dios siempre estaba satisfecho con él.

Si tú también quieres servir a Dios, puedes comenzar en tu propia casa. Hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tus padres como, por ejemplo, limpiar algo que esté sucio, extender tu cama, ayudar a tu mamá a lavar la vajilla o ayudar a tu papá a lavar el auto.

No te consideres demasiado pequeño como para ayudar. ¡Tus padres van a estar felices con tu ayuda, y Dios también lo estará!.

Hablemos con Dios

Bondadoso Dios del cielo, por favor; dame ánimo y disposición para ayudar a quién lo precise. ¡Amén!

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(331)

Loading...
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*