Pequeños

Tu oración: Dios, deseo demostrarte mi amor todos los días.

Versículo para hoy: «El es quien perdona todas mis maldades, quien sana todas mis enfermedades». Salmos 103: 3.

JESUS comía en casa de un hombre llamado Simón. Ahí, en Betania, vivía María, una mujer que Jesús había perdonado y sanado.

María se enteró de que Jesús estaba en la casa de Simón. Ella estaba tan agradecida con Jesús que deseaba hacerle un regalo.

Fue a la mejor tienda de Betania y compro un perfume muy fino y con el aroma más delicioso, ella había gastado todo su dinero, pero a ella no le importaba, era para su amigo Jesús.

Entro a la casa de Simón con cuidado para que nadie la viera, se arrodillo a los pies de Jesús y comenzó a lavarle los pies con el perfume, era una muestra de amor y agradecimiento.

María estaba tan feliz que de alegría lloraba y con sus cabellos secaba las lágrimas que caían a los pies de Jesús.

Jesús le agradeció y honro a María por tan hermosa muestra de amor hacia él.

 

LECTURAS DEVOCIONALES PARA PEQUEÑOS

AMIGOS DE JESÚS

Por: Cesia Alvarado Zemleduch

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(270)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*