HBOOK007-pequeños800

No contenderá para siempre ni para siempre guardará el enojo. Salmo 103:9.

Cuando realmente perdonamos, no debemos hacer preguntas.

Mira lo que sucedió entre dos amigos:

Sergio pensaba que Ivo era su mejor amigo. Un día, sin querer, escuchó a Ivo habiéndole mal de él a otro compañero. Eso puso muy triste a Sergio. Dos días después, Ivo buscó a Sergio, le confesó lo que había hecho y le pidió perdón. Ivo se sentía muy mal.

-Te perdono -respondió Sergio-. Pero ¿por qué me hiciste eso?

Muchas veces, en un momento como ese, hacer preguntas es lo mismo que condenar. Es como decir: “¡Hey! no tenías motivos para hacerme eso. Te comportaste mal”. Por más que eso sea verdad, perdonar es borrar el error, olvidar el asunto y seguir adelante.

Cuando perdones a otros por algo que te hicieron, no hagas preguntas.

¡Procura olvidar!

Hablemos con Dios

Necesito tu ayuda, mi Dios, para perdonar a las personas. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

En Youtube (Jespadill-channel): www.youtube.com/jespadillchannel

Podomatic (Daniel Ramos): http://danielramos.podomatic.com/

(313)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*