misionero mundial adventista

Andrew, de seis años de edad, descendió por los escalones de la casa de barro y paja de sus padres en Papúa-Nueva Guinea. La cálida brisa movía las nubes del cielo azul sobre esa aldea de la región montañosa. Andrew recogió un palo y golpeó las flores silvestres que crecían en gran cantidad alrededor de su casa.
¡Andrew! lo llamó una voz. El niño se dio vuelta y se quedó inmóvil mientras contemplaba a un hombre de rostro brillante y cabellera plateada. ¡El hombre parecía flotar sobre el suelo y tenía alas!
Andrew gritó: ¡Papá, papá! ¡Ven a ver!
El padre corrió hasta donde estaba el niño.
Mira allí, sobre los arbustos dijo Andrew señalando el lugar. El padre fijó la vista, pero no veía nada.
Es un ángel dijo Andrew, con los ojos bien abiertos por el asombro.
Andrew habló el ángel nuevamente , cámbiate de ropa y ve a la iglesia. Andrew miró sus pies descalzos. Cuando levantó la vista nuevamente, el ángel ya no estaba.

DESCARGA PDF – MISIONERO ADULTOS

(1070)

Loading...
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*