Pequeños

Tu oración: Padre, hoy deseo compartir mi comida con los que menos tienen.

Versículo para hoy: «Nada hay imposible para ti». Jeremías 32: 17.

ADONDE IRA toda esa gente?», se preguntaba un muchachito.

Entonces decidió preguntarle a una de las personas que caminaban en la calle, esta le dijo que iban a ver a Jesús. «¡Jesús está en la ciudad! iMamá, mama, dame permiso para ir a ver a Jesús!» Su mama le dio permiso y le prepare una merienda.

Al llegar el muchachito al valle donde estaba Jesús vio que había mucha gente, se sentó a escuchar las hermosas historias de Jesús. Cuando I lego la hora de la merienda, los discípulos le dijeron a Jesús que despidiera a la gente porque era hora de comer.

Jesús les pidió que ellos le dieran de comer. Los amigos de Jesús le dijeron que nunca podrían alimentar a tanta gente. Felipe, uno de los amigos de Jesús, se acercó al muchachito y le pregunto si podría compartir su merienda con Jesús. El muchachito rápidamente le dio la merienda a Felipe.

Felipe le llevo la merienda a Jesús. Los discípulos le pidieron a la gente que se sentara. Jesús comenzó a sacar panes calientitos de cebada y pescaditos tostados de la canasta de la merienda del muchachito. iToda la gente comía de su merienda!

El muchachito al llegar a su casa le conto a todos el hermoso milagro que Jesús había hecho con su merienda…

 

LECTURAS DEVOCIONALES PARA PEQUEÑOS

AMIGOS DE JESÚS

Por: Cesia Alvarado Zemleduch

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(281)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*