Lección 1 | Lunes 1 de abril 2019 | Los ritmos de la vida | Escuela Sabática Adultos

Lunes 1º de abril
LOS RITMOS DE LA VIDA
Los científicos hablan de algo llamado ritmo circadiano, la idea de que hay ritmos biológicos (a veces llamados “relojes corporales”) que regulan la función de nuestro cuerpo. En otras palabras, existe un cierto grado de regularidad incluso dentro de nuestro propio cuerpo. Por lo tanto, hasta cierto punto, los ritmos existen en todas partes, e incluso en nosotros.
¿Cuáles son las etapas predecibles de la vida que se mencionan en los siguientes pasajes de las Escrituras, y cómo se relacionan directamente con la vida familiar?

Eclesiastés 3:2 ……………………………………………………………
Génesis 21:8; Jueces 13:24 ……………………………………………………………
Salmo 71:5; Proverbios 5:18 ……………………………………………………………
Génesis 15:15; Jueces 8:32 ……………………………………………………………
Salmo 90:10 ……………………………………………………………

Entre los dos grandes mojones de la vida, el nacimiento y la muerte, todos pasamos por una variedad de etapas, que son diferentes para cada persona. Algunos niños no viven mucho después de nacer; otros se convierten en adultos que viven hasta una edad madura. Los niños crecen y se desarrollan a su propio ritmo. Algunos caminan o hablan antes que otros. Algunos podrán asistir a la escuela, crecer, y llegarán a ser profesionales, mientras que otros dedicarán su tiempo a otras formas de trabajo. Algunos tendrán familias, y otros quizá nunca se casen ni tengan hijos.
Hay miles de millones de personas en la Tierra, y aunque todos tenemos mucho en común (ver Hech. 17:26) cada uno es distinto y, por lo tanto, las diferencias existirán en cada una de nuestras vidas.
En cierto sentido, estas diferencias son importantes porque nos hacen únicos; lo que significa que cada uno tiene algo que compartir que los demás no tienen. En resumen, nuestras diferencias nos permiten ser una bendición para los demás. Por ejemplo, tanto jóvenes como adultos pueden beneficiarse de lo que cada uno le ofrece al otro: “La gloria de los jóvenes es su fuerza, y la hermosura de los ancianos es su vejez” (Prov. 20:29). En cualquier etapa en la que estemos, y más allá de nuestras diferencias, todos tenemos algo que ofrecer.
Cualesquiera que sean las circunstancias de tu vida en este momento, ¿qué puedes hacer con el fin de ser una bendición para los demás? ¿Qué tal, si haces un esfuerzo consciente para ser de bendición, especialmente para alguien de tu familia?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Adultos
Lección 1: ara el 6 de abril de 2019
LOS RITMOS DE LA VIDA
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Carlos Martín

(346)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*