Lección 13 | Domingo 23 de junio 2019 | Reconciliando corazones | Escuela Sabática Jóvenes

DOMINGO 23 DE JUNIO
RECONCILIANDO CORAZONES
Logos: 1 Rey. 17:13; 18:21; Mat. 17:10; Luc. 1:17; Juan 1:35-37; 3:27-30
LA PROFECÍA DE LOS CORAZONES RECONCILIADOS (MAT. 1730)
Dios les ordenó a los profetas que jugaran un rol clave en Informar a las personas sobre su voluntad. Profetas como Elías cumplieron un rol de liderazgo en Israel. Fueron designados al oficio profético para enseñarles a las personas sobre los mandamientos de Dios y para predecir el futuro.
Malaquías 4:5 y 6 menciona a un heraldo, comparado con Elías, que vuelve el corazón de los hombres y las mujeres “antes que venga el día de Jehová, grande y terrible”. Los discípulos hacen referencia a esta profecía en Mateo 17:10. En respuesta, Jesús indica que Elías ya había venido en la persona de Juan el Bautista, quien volvió el corazón de muchas personas antes de la venida del Mesías.
Con un poderoso mensaje de arrepentimiento, Juan, como Elías había hecho, llamó a las personas a Cristo. Sin embargo, muchos de sus oyentes se opusieron a ellos y a sus mensajes. Los mensajes de Juan y Elías señalaron a Cristo a la gente, quien es el cumplimiento final del mensaje profético de Dios. Los mensajeros genuinos de Dios realizan una tarea noble de volver los corazones de las personas a Cristo, en preparación para el Reino de Dios.

UNA REUNIÓN FAMILIAR (1 REY. 17:13)
La historia de Elías y la viuda de Sarepta resalta el hecho de que, en muchas ocasiones, para lograr sus propósitos, Dios usa lo que el hombre ha rechazado. En una tierra azotada por la sequía, él provee un medio para alimentar a Elías, su profeta. Durante bastante tiempo, Elías había sobrevivido con comida que le traían los cuervos, y bebiendo agua del arroyo de Querit. La sequía persistió, el arroyo se secó, pero Elías creía que Dios proveería. Dios lo dirigió a la viuda de Sarepta, una mujer que el profeta no conocía.
En situaciones calamitosas como la de Elías, Dios rodea a su pueblo con su amor y protección. Dios ya había hablado, pero no a los hombres y las mujeres ricos de Sidón; le había hablado a una pobre viuda para que acogiera a su mensajero. Dios va delante de sus mensajeros.
“Es el accionar de Dios, y es su gloria, utilizar y poner honor a las cosas débiles y descabelladas del mundo”.’
La viuda obedeció a las palabras de Elías aunque no creía en su Dios. Su obediencia resultó en bendiciones inimaginables, que incluyeron los milagros de la multiplicación y de la resurrección. Al mirar hacia la segunda venida de Cristo, deberíamos recordar que un acto de bondad concedido al mensajero de Dios puede ser la oportunidad para volver nuestro corazón a Dios y a sus promesas.

RECONCILIANDO CORAZONES EN EL JORDÁN (JUAN 1:29-37)
Cuando Juan se refirió a Cristo como ‘el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29, RVR), estaba aludiendo al propósito del cordero expiatorio mencionado en el Antiguo Testamento (ver Luc. 1:10:3:8).
Juan se refiere a Cristo como el Cordero porque él llevó los pecados del mundo sobre sí mismo en el Calvario (1 Ped. 2:24). Cristo logró lo que las ofrendas tradicionales no podían lograr.
Otra lección importante de este texto es la importancia de encontrarnos con Cristo. Toda la Biblia proclama a Cristo y revela grandes verdades sobre él. Al descubrir a Jesús, los discípulos cambiaron su foco a algo nuevo. Descartaron sus pecados pasados y comenzaron una vida nueva con Cristo.
Para entrar en una relación eterna con Cristo, primero necesitamos confiar en él como el Cordero expiatorio de Dios que puede limpiarnos de nuestros pecados y reconciliarnos con Dios. Esto ocurre cuando primero reconocemos que somos pecadores ante Dios, que necesitamos perdón, y estamos listos para comenzar una vida nueva con él. Se trata de volver nuestro corazón a Cristo.

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿En qué punto de nuestra vida deberíamos reconocer que somos pecadores?
¿Por qué Cristo es un mejor sacrificio para nuestros pecados que las ofrendas de terneros y corderos?
Luego de su muerte por nosotros, ¿qué necesitamos hacer como pecadores para lograr la aceptación total ante Dios?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 13: Para el 29 de junio de 2019
CÓMO RECONCILIARSE EN EL TIEMPO DEL FIN
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(100)

Loading...
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*