Lección 13 | Miércoles 26 de junio 2019 | Una respuesta de un corazón reconciliado | Escuela Sabática Jóvenes

MIÉRCOLES 26 DE JUNIO
UNA RESPUESTA DE UN CORAZÓN RECONCILIADO
Cómo hacer: 1 Rey. 17:24
Incluso en las peores circunstancias, Dios nunca nos deja solos. Él nos guía, nos equipa, y provee para sus hijos. Elias hizo algo extraordinario al resucitar al hijo de la viuda. Al orar a Dios dos veces, trajo sobre sí las aflicciones de la viuda y las presentó ante el Señor con súplica y reverencia (1 Rey. 17:20,21). El actuar de Elias en esta situación nos enseña el poder de la oración. En muchas oportunidades pensamos en la oración como el último recurso cuando las situaciones nos abruman. Muchos pensamos en la oración como algo secundario o periférico. Para Elias, la oración era lo primero, antes que cualquier otra cosa. La oración fue todo lo que hizo para restaurar al niño a la vida.
En su amor infinito por sus hijos, Dios siempre está decidido a protegernos. Por esto permite que enfrentemos pruebas y tentaciones. Como lo expresa un escritor: él “pone su precioso metal en su crisol. Pero se sienta al lado y lo mira. El amor es su termómetro, y marca el nivel del calor; no permitirá un solo golpe innecesario, y apenas se sueltan los desperdicios y se ve reflejado en el fuego, la prueba termina”.’
Adoramos a un Dios que escucha y responde nuestras oraciones. Escuchó la voz de Elias y prestó atención al tono mismo de su voz. Dios respondió la oración de Elias a favor de la viuda y de su hijo. Cuando nuestro corazón se reconcilia con Dios, recordamos lo siguiente:
Dios nos ama (Juan 3:16). Cuando experimentamos una relación salvífica con Jesús, nos damos cuenta de que Dios nos ama más de lo que nos amamos a nosotros mismos. Él perdona nuestros pecados y nos adopta en su familia.
Cristo es una expresión del amor de Dios por nosotros. Dios dio a su único Hijo, Jesucristo, para que muriera por nosotros y pagara el precio por nuestros pecados. Cristo se hizo nuestro sustituto y llevó sobre sí la Ira que nuestros pecados merecían. Cuando reconciliamos nuestro corazón con él, pasamos por una transformación espiritual y aceptamos el mensaje de la salvación.
La oración produce resultados. La oración produce resultados positivos. Cuando aprendemos a clamar a Dios en cada situación, aprendemos a confiar en sus caminos aun cuando no los entendemos, y nos apoyamos en sus brazos eternos sabiendo que Dios está al control de cada situación en que podamos encontrarnos.

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Por qué a veces Dios obra en contra de nuestros deseos? ¿Cómo podemos moldear nuestros deseos para que sean conformes a los de Dios?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 13: Para el 29 de junio de 2019
CÓMO RECONCILIARSE EN EL TIEMPO DEL FIN
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(80)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*