Lección 2 | Domingo 7 de abril 2019 | Uno no simplemente elige | Escuela Sabática Joven

DOMINGO 7 DE ABRIL
UNO NO SIMPLEMENTE ELIGE
Evidencia: Prov. 13:20; Isa. 55:2
A nuestro alrededor vemos el resultado de nuestras elecciones: elecciones de comida, palabras, amigos… El dicho es cierto: “Muéstrame a tus amigos, y te mostraré tu futuro”. O como lo dice la Biblia: “El que anda con sabios, sabio será: mas el que se junta con necios será quebrantado” (Prov. 13:20). A sí de grande es el Impacto que nuestra elección de amigos tiene en nuestro futuro. Moisés entendió esto y eligió sufrir con el pueblo de Dios antes que disfrutar de los placeres del pecado. Así, Moisés fue un elemento Indispensable en el plan de Dios y se lo encuentra en el salón de la fama (Heb. 11). En lo relativo a la comida, podemos aprender de Daniel, quien eligió no contaminarse con la comida y el vino del rey Nabucodonosor. Es peor en esta era La mayoría de las enfermedades, como la obesidad, la diabetes, los problemas cardiovasculares y la osteoporosis se producen por causa de elecciones malsanas de alimentación. SI elegimos comer lo que es bueno según el Señor nos Instruyó (ver Isa. 55:2), nuestra salud realmente prosperará.
El profeta Jeremías dice: “Al encontrarme con tus palabras, yo las devoraba: ellas eran mi gozo y la alegría de mi corazón” (Jer. 15:16). El término hebreo que significa “comer” es akhal, que también puede traducirse como “devorar, consumir, darse un festín”. El profeta no solo mordisqueó, sino además se dio un gusto con la Palabra de Dios, y para él era su gozo y el deleite de su corazón. Nunca podemos disfrutar de más de la Palabra de Dios.
Las buenas elecciones parecen costosas y difíciles de tomar. Y lo son. A veces pasas mucho tiempo pensando solo para que, al final, tomes una mala decisión. Santiago 1:5 dice: “SI a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”. El rey Salomón le pidió sabiduría a Dios, y le fue dada. Él pudo lograr mucho como rey de Israel, pero también eligió disfrutar de la lujuria, y terminó descubriendo que todo era vanidad (Ecl. 2:1-11).
Cuando Dios nos da sabiduría, debemos ser consistentes con lo que nos enseñó claramente en su Palabra, y debemos continuar en un patrón de tomar buenas elecciones. Una mala elección puede arruinar una larga vida de buenas elecciones. Y el opuesto también es cierto: si has estado tomando una mala elección tras otra, con una elección que cambies hoy, puedes vivir con propósito.
PARA PENSAR Y D EBATIR
¿Qué haces cuando te das cuenta de que has realizado una mala elección?
¿Cómo puedes tomar buenas decisiones consistentemente?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 2: Para el 13 de abril de 2019
LAS DECISIONES QUE TOMAMOS
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(110)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*