Lección 3 | Jueves 18 de abril 2019 | Expectativa de vida… ¿estás listo? | Escuela Sabática Jóvenes

JUEVES 18 DE ABRIL
EXPECTATIVA DE VIDA… ¿ESTÁS LISTO?
Opinión: Sal. 71:17,18; Gál. 6:7
En el lugar del que provengo, los más chicos van a la escuela, los más grandes trabajan para cuidar de los menores, y rara vez tienen tiempo de cuidar de sí mismos. Al hablar con un anciano una tarde, me contó que, durante la mayor parte de su vida, trabajó para ahorrar dinero a fin de que, a la hora de jubilarse, pudiera disfrutar de todos los beneficios de sus duras labores, porque él cree firmemente en el versículo bíblico que dice: “todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gál. 6:7, RVR). Generalmente hablamos de planes de jubilación que compensan por casas, tierras y ahorros, y las cosas que deseamos experimentar en la vida; básicamente acumulamos tesoros en este mundo, muchas veces sin siquiera considerar la voluntad de Dios. Pocas veces nos preocupamos por influenciar la vida de otros de manera positiva, compartiendo la bondad de Dios en nuestra vida. Lo triste es que hoy muchas personas no viven con la intención de llegar a ser ancianos: viven con la única intención de sobrevivir a este mundo día a día.
En el Salmo 71, versículos 17 y 18, el rey David reconoce la mano firme de Dios a lo largo de su vida, desde su juventud, y le ruega a Dios en su edad avanzada que lo continúe guiando y ayudando. Le pide a Dios que permita que su vida, incluso a su edad avanzada, sea un testimonio de la gracia y la misericordia de Dios. En lugar de pedirle a Dios que lo preservara para disfrutar de sus riquezas en la Tierra, David le pidió que permita que su vida pinte un cuadro de la bondad de Dios: “Tú, oh Dios, me enseñaste desde mi juventud, y aún hoy anuncio todos tus prodigios. Aun cuando sea yo anciano y peine canas, no me abandones, oh Dios, hasta que anuncie tu poder a la generación venidera, y dé a conocer tus proezas a los que aún no han nacido”.
Somos llamados a estar preparados en todo momento de nuestra vida, desde el comienzo hasta el mismo final, sabiendo que Dios tiene un gran plan para nosotros. Es con esta esperanza que deberíamos planificar nuestra vida con audacia y asegurarnos de dejar lugar para que se manifieste la voluntad de Dios. Mientras planificamos nuestra vida y nos preparamos para la vejez, deberíamos, como David, apuntar a alabar a Dios y compartirlo con todos los que vienen detrás de nosotros. La obra de cada cristiano es ser como David y trabajar para impartir el amor y el conocimiento de la bondad y la gracia de Dios simplemente pidiéndole a él que permita que nuestra vida sea un testimonio.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿De qué manera la preparación para la vejez prepara a un individuo para el cielo?
¿De qué manera tus expectativas de vida preparan tu mente para la Segunda Venida?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 3: Para el 20 de abril de 2019
PREPARÉMONOS PARA EL CAMBIO
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(79)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*