adultos1

Parece irónico que tantas personas nieguen la existencia de un diablo personal mientras, al mismo tiempo, el interés en lo oculto y la adoración satánica parecen aumentar dramáticamente. La Biblia revela que el diablo es real, inteligente y completamente dedicado a oponerse a los planes de Dios de salvar a los que confían en él. Los esfuerzos de satanás por ocultarse comenzaron en el Jardín del Edén y continúan hasta hoy. En algún momento del futuro no muy distante, él será desenmascarado, y muchos dirán con sorpresa: “¿Es este aquel varón que hacía temblar la tierra?” (Isaías 14:16) En algún momento del futuro, Satanás será destruido, y el universo quedará limpio (Isa. 28:18, 19). Pero, la brevedad del tiempo que le queda lo hace aún más desesperado, y al tratar con sus estratagemas debemos ser sabios (1 Pedro 5:8, 9; 2 Corintios 11:14,15).

DESCARGAR PDF

 

(427)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*