primarios

Josué, de nueve años, le encantaba la escuela.
Pero no era bueno en ortografía. El
día anterior al examen más grande de ortografía
del año, su maestra anunció que la nota
final dependería mucho de este último examen.
-¡No puedo, no puedo, no puedo! -refunfuñó
Josué, tirando el libro de ortografía sobre la mesa
de la cocina esa noche.
El papá le preguntó:
-¿No has pensado en pedir ayuda?
-iPero, papá! Tú y mamá y mis amigos han tratado
de ayudarme. Pero sencillamente no funciona.

DESCARGA PDF DE LA LECCIÓN

Share and Enjoy

(688)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*