Lección 7 | Jueves 16 de mayo 2019 | Que todos sean uno | Escuela Sabática Jóvenes

JUEVES 16 DE MAYO
QUE TODOS SEAN UNO
Opinión: Juan 17:22; Hech. 2:1
Hace dos mil años, cuando Jesucristo caminó en esta Tierra, había divisiones entre la gente por causa de la etnia, la religión y la clase social. Había divisiones entre los discípulos y los primeros creyentes; pero Jesús oró al Padre por ellos, para que fueran uno, así como él y el Padre son uno (Juan 17:20-23).
Esta oración fue respondida el día del Pentecostés, cuando los discípulos estaban reunidos con un mismo espíritu y fueron ungidos por el Espíritu Santo y equipados de forma especial para ir a todo el mundo y predicar el evangelio en diferentes idiomas. Dios quiere que nuestras familias estén unidas, así como lo estaban los discípulos.
“Cuando ves gansos dirigiéndose hacia el sur en el invierno, volando en la famosa formación en V, te puede interesar saber por qué vuelan de esa forma. La ciencia ha descubierto que, cuando las aves baten sus alas, se crea una elevación para el ave que está inmediatamente detrás. Al volar en formación en V, la bandada junta gana un 70% de rango de vuelo más que si cada ave volara sola.
“Como los gansos, las personas que comparten una dirección en común y un sentido de comunidad puede llegar adonde van más rápido y más fácilmente, porque están viajando en el envión unos de otros”.’ Las familias que están unidas son un testigo efectivo para Cristo.
Dos mil años después tenemos divisiones similares, a causa de cualquier cosa, desde política hasta religión. El mandato de Dios continúa siendo el mismo: estén unidos en fe, para predicar el evangelio eterno a cada nación. Al vencer esas divisiones y distracciones, y unirnos en la fe y en el conocimiento de Jesucristo recibiremos la lluvia tardía para que juntos estemos equipados con el poder del Espíritu Santo a fin de tener un mayor rango al llevar el mensaje de los tres ángeles a todas las naciones de esta Tierra. Nuestro propósito en este mundo será completado, y podremos ir a casa para estar con nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. ¡Imagina si hiciéramos eso juntos como familias!
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cómo puede tu familia vivir y trabajar para ministrar a quienes están “lejos” y “sin Cristo” entre ustedes?
¿Se te ocurre alguna situación en el Antiguo Testamento en que Dios bendijo a su pueblo cuando ellos fueron “uno” en él?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 7: Para el 18 de mayo de 2019
CLAVES PARA LA UNIDAD FAMILIAR
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(106)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*