Lección 7 | Sábado 10 de agosto del 2019 | Seguir las pisadas de Jesús para ayudar a los necesitados | Escuela Sabática Jóvenes

JESUS Y LOS NECESITADOS

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor” (Luc. 4:18,19).

SÁBADO 10 AGOSTO

SEGUIR LAS PISADAS DE JESÚS PARA AYUDAR A LOS NECESITADOS

Introducción: Luc. 4:18,19

Vivimos en un mundo donde hay inequidades enormes. El 1 % de las personas más acaudaladas del mundo posee más del 50 % de la riqueza del mundo. Mientras los más ricos del planeta se hacen más ricos, parece que la pobreza en masa crece, y mientras tanto disminuye la capacidad de la gente para suplir necesidades básicas para la supervivencia, como agua potable, alimentos y trabajo. Nuestra familia sirvió durante los últimos cinco años en Filipinas. Me asombró ver grandes suburbios con gente en pobreza extrema que vivía a minutos de distancia de una autopista nueva donde transitaban Ferraris a toda velocidad. La vida, simplemente, no es justa.

Siendo misioneros en una parte del mundo en vías de desarrollo, a veces nos sentíamos abrumados por la gran necesidad que veíamos a nuestro alrededor. Cuando ves tanta necesidad, la tentación es darte por vencido. ¡No hay forma de que una persona los salve a todos! Y es cierto: por mí mismo, no podría combatir inequidades tan grandes en el mundo. Me recuerda que la razón por la que nuestro mundo sufre tanto hoy es el egoísmo absoluto de la humanidad. Afortunadamente, tenemos esperanza en Jesucristo porque él no participó de tal sentimiento, sino que tomó sobre sí mismo la naturaleza humana para llegar a ser uno de nosotros (Fil. 2:5-8) y salvarnos. Como veremos esta semana, Jesús nació, creció y vivió en pobreza extrema. Él sabía lo que era pasar hambre y sufrir. Y en medio de tanto sufrimiento, aun así trabajaba para aliviar el sufrimiento de otros.

Entonces, ¿cómo pudo hacer esto Jesús? ¿Cuál fue su secreto? Esta semana analizaremos cierta cantidad de maneras en las que los jóvenes reflexionan sobre el ejemplo de Jesús, quien mostró a los demás, una vida a la vez, el verdadero carácter de Dios; un Dios de amor abnegado, que sacrificó su propia vida para que podamos experimentar la reconciliación y la paz con Dios. No importa cuál sea nuestra posición económica en el mundo, lo que importa es asegurarnos de atesorar riquezas de vida eterna en el Reino venidero. El ejemplo de Jesús nos recuerda que nuestro carácter, demostrado por medio de nuestras acciones diarias, incluyendo cómo tratamos a los pobres y marginados dentro de nuestra esfera de influencia, es lo que más importa en el Reino de los cielos.

=============================

ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES

Lectura del folleto Joven

Lección 7: Para el 17 de agosto de 2019

JESUS Y LOS NECESITADOS

Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados

Narración: Adan Vicente

(144)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*