Lección 8 | Domingo 18 de agosto del 2019 | Carbones encendidos, corazones cálidos | Escuela Sabática Jóvenes

DOMINGO 18 AGOSTO
CARBONES ENCENDIDOS, CORAZONES CÁLIDOS
Evidencia | Prov. 25:21,22; Rom. 12:20
En términos generales, la Biblia nos da consejos claros en cuanto a la venganza: “¿Cómo pueden ustedes atribuirse mérito alguno si soportan que los maltraten por hacer el mal? En cambio, si sufren por hacer el bien, eso merece elogio delante de Dios” (1 Ped. 2:20). La difícil verdad para los cristianos es que, ante grandes males, debemos mantener nuestra compostura, por el poder del Espíritu.
Pero ¿qué, en cuanto a Romanos 12:20? ¿Qué significa amontonar “carbones encendidos” sobre la cabeza del enemigo? ¿Se supone que quiere decir que podemos hacer el bien con la intención de herir a nuestro enemigo? ¿Pueden nuestras motivaciones para realizar cosas buenas en realidad ser para destruir a nuestro enemigo? No exactamente…
El versículo en Romanos es una cita directa de Proverbios 25:21 y 22, sección del libro que se atribuye al rey Salomón. Muchos de estos proverbios tienen paralelos interesantes con escritos egipcios de la época, como las Instrucciones de Amenemope. Parece que la cultura egipcia todavía influía sobre Israel durante esa época. Este contexto ayuda a explicar el significado del proverbio que estamos analizando.
Hay una historia de un ladrón egipcio que robó un libro de una tumba.’ Luego de ser apresado, el ladrón devolvió el libro a la tumba: esta vez, llevando un recipiente con carbones encendidos sobre su cabeza. Estos carbones eran el símbolo externo de su arrepentimiento y pesar por haber cometido ese acto inicuo. Significaba reconocimiento de sus errores, y una disposición a soportar la vergüenza y la culpa con el fin de cambiar.
Esta antigua historia nos da una comprensión fresca de la intención del proverbio, así como de la cita de Pablo en Romanos 12. Un cristiano es compasivo para con su enemigo con la esperanza de redimir a un amigo. Al hacerlo estamos siendo ejemplo para otros de lo que Dios ha hecho por nosotros.
La Biblia es asombrosamente coherente en cada punto, de comienzo a final. En lo relativo a la justicia social, se espera que los cristianos sean los primeros en oponerse a las injusticias. Siempre debemos luchar por el bien de los oprimidos. Pero somos llamados a hacerlo de manera tal que sea honorable y redentor aun para el opresor. Que nuestra conducta esté tan llena del carácter de Cristo que quienes están en el error lleven voluntariamente “carbones encendidos” de arrepentimiento sobre sus cabezas.

PARA PENSAR Y DEBATIR:
¿Cómo podemos equilibrar el llamado de Dios a hacer justicia social con su mandato de ser pacificadores?
¿De qué formas los adventistas deberían estar comprometidos en movimientos políticos y sociales en favor de la justicia?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 8: Para el 14 de agosto de 2019
AUN POR EL MAS PEQUEÑO
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

(56)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*